Arcturus Orion Black.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Arcturus Orion Black.

Mensaje por Arcturus O. Black el Vie Jul 29, 2011 2:09 am


DATOS BÁSICOS.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
NOMBRE COMPLETO:
Arcturus Orion Black.

EDAD:
Dieciséis años.

HABILIDAD O TIPO DE MAGO:
Aprendiz de Animago - Halcón.

TIPO DE SANGRE:
Absolutamente pura.

ORIENTACIÓN SEXUAL:
Heterosexual.

NACIONALIDAD:
Francesa.

OCUPACIÓN/CLUB:
Buscador de Quidditch y prefecto, casa beauxbatons.

DATOS DESCRIPTIVOS.

DESCRIPCIÓN FÍSICA:
El pequeño Arcturus, de pequeño no tiene absolutamente nada, si bien es el hijo menor del matrimonio, con su porte deja muy en claro que posee sangre Black por las venas, en especial por que lo lleva con elegancia, dejando en claro que es un varonil chico francés. Mide un metro ochenta y cinco del cual se siente bastante orgulloso, en especial porque gracias a ese hecho puede abrazar a su hermana y provocar que ésta se pierda en el asegurando que es y será por siempre "su enana", además el hecho de que sea largo, en especial sus brazos, le ayuda en el campo de quidditch cuando la esquiva Snitch no quiere cooperar con él.
Su contextura es delgada, pero trabajada, debido a su pasión por los deportes siempre se ha ejercitado asegurándose de que no sólo tenga un cuerpo resistente, sino que además aumente su fuerza y de paso su ego, al Black le gusta verse bien y por sobre todo que los demás noten su presencia.
Su cabello es castaño claro, casi rubio, algo totalmente opuesto a su hermana quien posee un color rojo vivo, - aunque si entramos a comparar estos hermanos no se parecen tanto físicamente como deberían - lo lleva siempre corto, a veces se lo deja crecer, pero nunca permite que pase por debajo del cuello de la camisa, es algo demasiado informal, poco higiénico y femenino según el muchacho, por lo que le causa recelo el ver a un hombre con el cabello por los hombros o en sumo desordenado.
Sus ojos son de un gris claro que tiende a confundirse con un celeste extraño, no podríamos definir su color exacto, no obstante podemos asegurar que son de un color llamativo y poseen una intensidad poco usual en una persona de su edad, pues con tan sólo dieciséis años te puede dejar petrificado con tan sólo una mirada, según su madre, estas dos almendras son su mayor arma, pues no hay mujer que se pueda resistir a un par de ojos como los de "su bebe".
En cuanto a su apariencia física es de los chicos que si bien utilizan playera o camisetas, siempre la acompaña con una camisa abierta o cerrada (dependiendo la ocasión). Si bien tiene un armario lleno de trajes de etiqueta, el pequeño, con su propio dinero, va renovando su ropa informal (jeans, ropa deportiva, shorts, poleras, etc), aquella que sus padres no se dan el tiempo de comprarle pues según ellos "no va con su estatus". Le gusta usar tenis (zapatillas).

Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

DESCRIPCIÓN PSICOLÓGICA:

Es algo difícil describir a una persona como Arcturus, pues cada vez que intentas saber qué es lo que está pasando dentro de su mente, lo único que haces es alejarte aún más de su propósito, sin embargo haremos el intento de hacerlo lo mejor posible.
Desde pequeño el hijo menor del clan Black tuvo que hacerse la idea de que su casa no era una de esas en las que el amor y la bondad brindaban por sobre las otras cualidades, volviéndolo un hombre independiente, solitario y, por sobre todo, seguro de sí mismo, no había nada que el muchacho hiciera, dijera, pensara o imaginara, que no estuviera en lo correcto, si él abría la boca era porque tenía la seguridad de que sólo la verdad saldría de ella, sin importarle si es que los demás pensaban o opinaban de una forma distinta, pues para Arcturus sólo lo que pensaba su mente - o la de su hermana cuando no se contradecían - era lo correcto. Aprendió a que en la vida no se debe a contar con nadie más que con uno mismo, para de esa forma no defraudarte del entorno que lo rodea, puedes tener amigos, puedes relacionarte con más personas, puedes compartir intereses con un grupo determinado, pero jamás puedes creer que cuando necesites un favor contarás con otra persona que no sea tu sombra (que en su caso es su adorada hermana), había habido una vez, cuando apenas eran unos niños, en la que tanto él como su hermana pensaron que si se podía depositar confianza y amor en una persona distinta a ellos dos, sin embargo su padre les hizo recordar que en un abrir y cerrrar de ojos esa persona se puede esfumar de tu vida encontrándote nuevamente en la absoluta soledad, al parecer a ninguno de los black les tiembla la mano para matar a una persona cuando es necesario dar una lección de vida.

A medida pasaba el tiempo su cuerpo se fue desarrollando al punto de dejar atrás el frágil de su hermana, así como también su personalidad se fue endureciendo alojando sentimientos inculcados, en su mayoría, por su machista padre, quien le enseño cómo se debía tratar a un impuro, en especial a aquellos que son descendencia de los despreciables que ozaron revelarse contra el señor tenebroso hasta provocar su decadencia. Le enseñó cómo defenderse en el duelo, siendo los tres hechizos imperdonables los primeros que pronunció, sufriendo castigos severos cuando su mano temblaba al matar o torturar a una elfina, provocando que nunca más dudara en nada de lo que hacía, por muy malo que fuera. Aunque a esa edad el muchacho seguía tratando de rescatar algo bueno de toda esta enseñanza bazada en el odio y el rencor, por lo que cada cosa que aprendía la utilizaba para proteger a la única razón por la que se sometía a los caprichos de su padre: Druella. Arcturus vivía y moría por su hermana, ella era lo único que lo separaba de la soledad absoluta, mucho más ahora que la mayoría de sus amigos habían muerto, su colegio estaba destrozado y sus vidas habían dado un completo e inesperado vuelco teniendo que empezar nuevamente en un país completamente desconocido para ambos, así que se cercioaría de mantenerla a su lado hasta que ya no pudiera más, aferrándose a ella sin mostrar debilidad, porque si bien Arcturus demuestra ser un chico frío, rudo, cubierto por una coraza impenetrable, la verdad era que por dentro sólo era un joven sensible con mucha falta de cariño que aprovechaba al máximo los mimos que su hermana le brindaba en privado, pues ella había sido, es y seguirá siendo la única persona con quien demuestre un poco de sentimientos, está más que claro que no podemos decir que los hermanos Black se caracterizaban por ser en sumo expresivos, incluso con ellos mismos.

En cuanto a los estudios podemos asegurar que es una persona inteligente, estudiosa, constante y responsable, nunca ha tenido problemas con: aprender alguna materia nueva, puntualidad para entregar trabajos, atrasos en la sala de clase ni otro tipo que se les venga a la mente, sí se puede decir que los trabajos grupales no son su fuerte, pero si hay que hacerlos trata de hacerse la idea asegurándose de juntarse con gente inteligente y al mismo tiempo digna de dialogar con él. No le gusta que lo tachen de algo que no es, por lo que intenta mantaner su imagen tanto dentro como fuera de la sala de clase, así si un profesor lo une con un impuro, mestizo o alguien que no se merece ni su saludo, no duda en expresarse, cuando el asunto escapa de su control lo hace a viva voz, delante de todo el salón, sin embargo suele hacerlo en privado dejándole en claro al insignificante estudiante que se dividirán el trabajo de forma que ninguno tenga que toparse durante el proceso del mismo, pues es lo suficientemente astuto como para no echarse a un profesor encima sólo por un estúpido trabajo, por muy importante que sean sus ideales puristas. Es un chico directo, no tiene pelos en la lengua para decir lo que siente, piensa, cree o necesita, sin embargo no se bajara al nível de una persona sin educación para hacerlo, su forma de hablar siempre será correcta, para algo sus padres pagaron tantas clases de etiqueta por tantos años, una cosa era sentir recelo por cierto tipo de personas, quien el muchacho desde siempre había optado por evitar en vez de perseguir, y otra muy distinta era actuar como un demente perseguidor de impuros, tratándolos con improperios sólo porque sí.

Todas estas características se aplican cuando no conoces, no te relacionas o simplemente no tienes lo necesario para pertenecer al círculo de Arcturus, pero ¿qué ocurre cuando logras penetrar si quiera un poco su coraza? La verdad es que no ha llegado la persona que lo ha logrado. Muchos lo han intentado, familiares, amigos, amigas, mujeres que han querido más que una amistad, las cuales son varias dado el aspecto físico del muchachote, sin embargo aún no llega alguien lo suficientemente decidido a querer ser parte de la vida del rubio tneiendo la paciencia suficiente que eso ameritaba, renunciando antes de que Arc siquiera pensara en abrirse, lo cual no significa que el rubio sea una persona antisocial, él te puede escuchar, apoyar y ayudar cuando lo necesitas, si es que te considera una persona cercana, incluso se le puede ver en una que otra fiesta, pero no esperes a que él se abra a ti contándote sus problemas de un día para otro.
Si bien dijimos que no existía la persona que había logrado traspasar una parte de la inmensa coraza que Arc posee (con excepeción de su hermana, claro está), no podemos dejar de mensionar a esta pequeña pero poderosa criatura mágica que triunfó donde muchos fracasaron praticamente destruyendo su armazón: Yuve, la elfina de su familia.
La relación que ambos tienen no es compleja de describir, pues es la típica que tiene alguien con un "mejor amigo", la única diferencia es que Yuve tiende a tratar a Arcturus como "señorito", "amo" u otra forma de respeto que se le ocurra en el momento, al principio el rubio le pidió que lo llamara por su nombre, sin lograr que la criatura lo hiciera, sin embargo al pensar en el castigo que se llevaría la elfina si por casualidad se le escapara esa forma informal enfrente de sus padres, provocaron que le permitiera seguir llamándolo "amo". La amistad que ambos mantienen es absolutamente secreta, podemos decir que ese es el ÚNICO SECRETO que el muchacho le guarda a su hermana, pues teme que al contárselo, alguién más lo pueda escuchar o simplemente Druella no entienda el cariño especial que siente por una esclava, y la verdad es que no podría reprocharle absolutamente nada pues ni él mismo lo entiende, sólo sabe que cuando se siente mal, quiere llorar, desahogarse, conversar, en definitiva mostrar sus debilidades en su totalidad en la única persona que piensa es en ella, en esa fea criatura que sabe escucharlo, entenderlo y aconsejarlo como nadie ha podido en toda su vida.

ANTECEDENTES.

HISTORIA:
Segundo hijo del matrimonio Black y único hombre en la descendencia, característica que no le sirvió mucho para tener un poco del cariño de su padre, quien sólo lo ve como un futuro leal partidario de las grandes filas del señor oscuro cuando éste retorne al lugar que pertenece. Desde pequeño tuvo que hacerse la idea de que había nacido en el seno de una familia importante y como tal no debía defraudar, por lo que siempre se esforzó el doble cuando se le pedía algo, en especial si era uno de sus progenitores, cosa que muy pocas veces pasaba, pues tanto la crianza de él como la de su hermana dependieron totalmente de niñeras, elfinas, elfos, en definitiva de cualquier persona menos de los que deberían haber dependido, asi podemos decir con total certeza de que Walburga jamás tuvo siquiera la decencia de amamantar a uno de sus hijos, ni Orion de levantarlos cuando estos caían tratando de dar su primer paso.

Su infancia, si bien no fue la mejor de todas, tampoco podemos asegurar que fue horrible del todo, pues dejando de lado todos los vacíos sentimentales y exigencias físicas y mentales, el muchacho estaba junto a su hermana (y junto a Yuve), que era lo único que realmente le importaba, pues junto a ella se sentía invencible, capaz de todo y resistente a todo, de haber sido hijo único quizás contaríamos una historia muy diferente del pequeño Arcturus.
Vivió lleno de lujo, vistiendo las mejores ropas, comiendo las mejores comidas, asistiendo a las mejores fiestas, conociendo a las mejores familias, teniendo que sonreír, reír, callar, hablar, bailar, moverse cada vez que se lo ordenaban hasta que al fin llegó al colegio y por diez meses se sintió el hombre más libre de la faz de la Tierra.
El haber pasado un año separado de su hermana hubiera sido todo un calvario de no haber sido por la compañía secreta de la elfina de su familia, no podíamos decir de que llenaba por completo el vacío que Druella había dejado, pero claramente había sido una ayuda, sin embargo cuando llegó su turno de estar dentro de Beauxbatons supo que sus días de soledad acabarían por completo. Apenas llegó al colegio se percató de la fama que tenía su hermana la cual lo arrastró de inmediato, provocando que estuviera constantemente en la mira y boca de todos, algo que no le gustaba en lo absoluto, no podía negar que lo alagaba el saber que las chicas lo encontraban atractivo o que los chicos lo consideraran como un "ejemplo a seguir", pero de ahí a gozar con toda esa atención, como lo hacía su hermana, era muy diferente.

Paso el tiempo volando y en segundo año, después de mucho meditarlo, se presentó en las pruebas de quidditch como buscador quedando de inmediato como jugador oficial durando, gracias a sus habilidades deportivas, hasta el día de hoy. En casa nunca había podido practicar aquel deporte, pero en su primer año, cuando había sabido lo que significaba volar persiguiendo una Snitch, se había enamorado completamente de aquella sensación, llegando a soñar que cuando terminara su último año podía ser entrenado para convertirse en un jugador profesional, algo que claramente nunca pasaría de un sueño.
Así continuó su vida escolar, lleno de popularidad, ahorrando todo lo que sus padres le daban en dinero para suplir sus falencias emocionales, siendo uno de los mejores de su clase, teniendo un comportamiento tan impecable que cuando llegó el momento se convirtió en prefecto, siendo admirado no sólo por sus pares, sino que también por algunos de sus profesores; compartiendo con los amigos de su hermana, que si bien el chico también consideraba sus amigos, nunca había tenido que acudir a uno en busca de ayuda o contado con alguno en diferentes etapas de su vida, excepto una vez.

"La luna iluminaba los terrenos y como tal el frío ya se estaba haciendo presente en el colegio cuando la conversación que había escuchado tras la puerta del despacho de su padre llegó a su mente, siempre había tenido buena memoria, algo que esa noche agradeció enormemente, pues pudo recordar exactamente la fecha y hora en la que ocurriría lo que su padre había llamado "un ataque necesario". Esa tarde no pudo cenar, nada le entraba en su estómago, y cuando todos subieron a sus dormitorios, en vez de ponerse pijama se dirigió a la habitación de Eustace, quien era un año mayor que él y muy amigo de Druella. En pocas palabras lo sacó de su habitación sin importarle en lo absoluto las demás personas, no estaba cien por ciento seguro de lo que iba a ocurrir y a él no le gustaba actuar o hablar si no se sentía seguro de sus actos o dichos, es por eso que sólo se había dirigido al castaño, el chico le había asegurado en reiteradas ocaciones que lo consideraba su amigo y como tal, Arcturus, esperaba que lo comprendiera en caso de que todo fuera una falsa alarma. "Tenemos que ir a por nuestras hermanas" fue lo único que murmuro mientras caminaban por los pasillos del colegio rumbo al cuarto de mujeres en donde se encontraban Druella y Kaitlyn, siendo ésta última la melliza de Eustace.
No alcanzaron ni a abrir la puerta de la habitación que ambas chicas compartían cuando el primer bombardeo se sintió en Beauxbatons provocando que Arc se sintiera completamente perdido y dolido hasta el tope con su progenitor por haber sido participe de eso aún sabiendo que sus hijos estarían dentro de aquel colegio, DURMIENDO, cuando todo ocurriera, además era muy distinto saber que algo ocurriría a ser testigo del hecho en carne propia.
En cuestión de segundos, su mirada se topó con la estupefacta de Eustace y lo más rápido posible, ambos, despertaron a sus respectivas hermanas para luego correr hacia las afueras del castillo. Muy poco lograron avanzar antes de que un nueva explosión los encontrara, esta vez irrumpiendo su camino provocando que la pelirroja cayera desmayada por la cercanía del fuego, teniendo que ser Arcturus quien la cargara, junto a sus cosas, para alejarla de aquel desastre, lo cual logró a la perfección, siendo los cuatro unas de las pocas personas que sobrevivieron a aquel lamentable accidente."

Esa fue la primera y última vez que el muchacho derramó lágrimas en público así como también fue la primera y última vez que confió tanto en una persona ajena a su hermana y a su elfina, mas no se arrepiente de ninguna de las dos cosas, pues sabía que, dentro de todo, había hecho lo correcto.

Actualmente está en Hogwarts y no ha sabido nada de sus padres más allá de un par de cartas y unos cuantos cheques, cosa que lo tiene sin cuidado, pues nunca ha tenido una relación tan estrecha con sus progenitores como para esperar mayor preocupación de su parte, sin embargo su padre había echo un muy buen trabajo como manipulando su cerebro, ya que Arcturus seguía firme con sus ideales puristas que tanto enorgullecían a Orion Black.

FAMILIARES:
Padre; Orion Fabian Black; 53 años; Sangre Pura; Trabajador del Ministerio que prefiere tomar "trabajo" extra antes que ir a casa a encontrarse con sus hijos y esposa.
(No hay relación más allá de su influencia para que Arcturus fuera un purista. )

Madre; Walburga Haryne Black (antes Cavenaugh); 49 años; Sangre Pura; Señora de la alta sociedad que disfruta de tomar el té con sus amigas mientras sus hijos quedan a cargo de nanas.
(No hay relación.)

Hermana; Druella Walburga Black; 17 años; Sangre Pura; Hermana mayor a la cual protege con su vida.
(La mejor relación que se puedan imaginar, Druella es el único amor de Arcturus, vive y muere por ella sin importarle nada más en todo el mundo, el pequeño puede no tener amigos, puede dejar de jugar quidditch, puede soportar el maleficio cruciatus por horas, pero no puede estar ni tres minutos sin saber de su hermana mayor.)

OTROS DATOS DE INTERÉS.

NIVEL ECONÓMICO:
Como descendiente de la familia Black, el muchacho cuenta con un nivel bastante alto, demasiado alto para su gusto.

GUSTOS:
- El Whisky.
- EL quidditch.
- Volar.
- Las aves.
- Nadar.
- El sol.
- Estudiar.
- Las cosas dulces.
- Tocar la guitarra. (nadie lo sabe)
- Pasar tiempo con su elfina (nadie sabe)

DISGUSTOS:
- Las mujeres fáciles.
- El desorden.
- Que su mamá lo siga tratando como un bebe.
- El pelo largo.
- Los impuros.
- La lluvia.

MANÍAS:
- Meterse las manos en los bolsillos cuando camina.
-

BOGGART:
Druella y Yuve muertas.

VARITA:
Madera de Álamo, treinta y dos centímetros, semi flexible, núcleo de pluma de fénix.

CURIOSIDADES:
Escoba: Saeta de fuego.
Oesed: Él como jugador profesional de Quidditch.
Dementor: Cuando su padre mató a la única niñera que tanto a él como a su hermana consideraban una verdadera madre.
Mejores asignaturas: Pociones y Transformaciones.
Patronus: Fénix.
Su lechuza se llama Orion.


avatar
Arcturus O. Black
PREFECTO/A DE BEAUXBATONS
PREFECTO/A DE BEAUXBATONS

Mensajes : 28
Puntos de Canje : 34656
Fecha de inscripción : 27/07/2011
Localización : En la biblioteca.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Arcturus Orion Black.

Mensaje por Lily L. Potter el Lun Ago 08, 2011 2:19 pm

Ficha aceptada y cerrada.
Bienvenido al foro!


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Killerqueen
love it's not what this was
Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Lily L. Potter
GRYFFINDOR
GRYFFINDOR

Mensajes : 133
Puntos de Canje : 36747
Fecha de inscripción : 16/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.