Draco Lucius Malfoy.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Draco Lucius Malfoy.

Mensaje por Draco L. Malfoy el Sáb Ago 06, 2011 11:14 am


DATOS BÁSICOS.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
NOMBRE COMPLETO:
Draco Lucius Malfoy [Black]

APODOS:
¿Te cuesta demasiado pronunciar dos sílabas?

EDAD:
Cuarenta y dos privilegiadas primaveras. Nació el cinco de junio de mil novecientos ochenta (para él que le cargue leer tanto 05 / 06 / 1980)

HABILIDAD O TIPO DE MAGO:
Uno de los mejores oclumáticos, pues lo práctica con excelentes resultados desde su infancia bajo la tutela de Severus Snape.

TIPO DE SANGRE:
¿Qué tipo de pregunta es esa? ¡Por supuesto que es Sangre Pura!

ORIENTACIÓN SEXUAL:
Heterosexual hasta la médula.

NACIONALIDAD:
Inglesa, por supuesto.

CASA:
Ex – Slytherin.

OCUPACIÓN/CLUB:
Miembro del Wizengamot y abogado mágico.

DATOS DESCRIPTIVOS.

DESCRIPCIÓN FÍSICA:
Ojos: Son una mezcla extraña entre pardos y azules, no se podría decir un color exacto, sin embargo podemos asegurar que posee una mirada bastante intensa que penetra sin previo aviso y antes de lo esperado provocando que desvíes la mirada mucho antes de que él lo haga. (Claro está que dicha osadía jamás la ha practicado para con su amo y jamás lo hará)

Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Cabello:Rubio platinado, aunque con el tiempo se le ha ido oscureciendo un poco. Siempre lo usó medianamente largo y perfectamente peinado hacia atrás, sin embargo después de los ataques de Beauxbatons y Durmstrang lo mantiene algo más corto aunque igual de impecable con su peinado tan característico en él desde el colegio.
Contextura: Alto y Delgado desde que nació, cuando pequeño no parecía más que el palo de una escoba, sin embargo luego de dejar la escuela comenzó a trabajar su cuerpo logrando tener un abdomen marcado. Su estatura la lleva con elegancia caminando siempre con su cuerpo erguido mostrando su metro ochenta y dos de estatura.
Apariencia: Jamás podrás verle mal vestido, aunque por única ropa tuviera harapos en su cuerpo parecería tela de seda pues la elegancia es parte de su esencia. En su trabajo siempre lo verás con una larga túnica color ciruela que lo identifica como miembro del Wizengamot. En casa, a pesar de que debería relajarse, lo verás vestido formal o semi formal, pero jamás con un jeans o un traje deportivo, simplemente no va con su estilo.
Otras características: Su rostro es algo alargado, sus cejas están pobladas lo justo y necesario ya que se preocupa demasiado por su apariencia física y no duda en usar la magia con tal de que no le crezca un pelo más en lugares que no son debidos. No posee pelos en el pecho, algo que agradece, su trasero misteriosamente creció en el tiempo que hacía ejercicios volviéndose redondo y duro, podríamos decir que posee un trasero admirable a la vista.
Marca tenebrosa:Desde sexto año que posee la marca tenebrosa en su antebrazo izquierdo dejando en evidencia su participación como mortífago.
Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]



DESCRIPCIÓN PSICOLÓGICA:
Hay muchas personas que sólo usarían malas palabras para describir a Draco, pero la verdad es que a pesar de todo lo malo que haya hecho, no se puede negar que, aunque sea una parte mínima, existe amor en él.

"Mi nombre es Malfoy, Draco Malfoy.
*pequeñas risas*
¿y tú, de qué te ríes? Con ese pelo y esa camisa sucia y vieja, debes ser un weasley."

Orgulloso. Draco es realmente un hombre orgulloso, no porque él lo haya elegido, sino porque tenía muy pocas posibilidades de ser de otra forma viviendo bajo el mismo techo que Lucius Malfoy. Bajo su influencia se acostumbró a no tener que soportar malos tratos por nada ni por nadie, todo aquel que se cruzara en su camino sería tratado como alguien inferior o, en caso de que fuera digno de su saludo, como un igual, pero jamás, ni por un pequeño segundo, se le podía pasar por la cabeza que una persona distinta a su amo merecía ser tratado como alguien superior demostrándole más respeto del que todo hombre se debe tener así mismo.

“No, claro que no estúpido, como voy a ir por la calle con eso..."
Vanidoso. Las apariencias para él lo son todo, una persona debe representar como es en todos los aspecto de su vida, especialmente en su modo de vestir, caminar, hablar, etc. Nunca usará algo que sabe que le queda mal o no tan bien como debería, su perfume no sólo dejará en él una apetecible fragancia, sino que también dará a entender la clase social de la cual proviene, sus muñecas nunca estarán desnudas pues un reloj de oro las cubrirá hasta el día en el que muera, su cuerpo jamás hará contacto con telas de mala calidad pues el vendedor se arriesga a ser víctima de la maldición cruciatus por el simple hecho de pensar que él podría comprar algo de imitación, en definitiva ni siquiera sus dedos serán descuidados pues lleva siempre consigo su anillo de bodas y una que otra joya.
Así como él es preocupado por la parte física, espera lo mismo de los demás, si camina con su mujer de la mano ella tendrá que ser digna de ir a su lado, preocupándose de su forma de vestir, caminar y hablar tanto o más que él, pues como su mujer no puede decepcionar.

“Nadie ha pedido tu opinión asquerosa sangre sucia.
Cállate, Malfoy.
¿Tu madre no te dijo que escuchar a los demás es de mala educación, Potter? ¡Claro que no! Ella estaba muerta cuando tu aún gimoteabas.”

Arrogante, discriminador y sarcástico. El rubio a todos los ve bajo su hombro y no tiene ningún problema en hacerlo notar, no le importa si es que hiere los sentimientos de los demás, enfrente de quien se lo diga o si es que es verdad o no, todo con tal de aplastar a su oponente con un simple juego de palabras preferentemente sarcástico, el hecho de saber que hay personas tan sensibles quienes no pueden contener una lágrima o un quejido ante un simple sobrenombre le fastidia tanto como lo divierte, en especial si se trata de un sangre sucia o un homosexual. Con el tiempo su lista de seres indeseables se ha extendido al darse cuenta de lo liberales que se han vuelto las personas a lo largo de los años, especialmente referente a los que se relacionan amorosamente con personas de su mismo sexo. El asco, repulsión y vergüenza que siente cada vez que se da cuenta de como esos seres enfermizos están subiendo de número en el mundo mágico ha provocado que sean otro blanco para el neo mortífago teniéndolos en la mira en caso de que se ordené un nuevo ataque, sean de la sangre que sean, de hecho es más cruel contra los homosexuales sangre pura pues, según él, no son dignos de llevar una sangre así en sus venas.

"No soy un niño, por si no te habías dado cuenta, madre. Soy perfectamente capaz de hacer las compras por mi cuenta.
Iré contigo y no se habla más del asunto, tengo que aprovecharte ahora que aún vas en la escuela
*roda los ojos y suspira sabiendo que no podrá hacerla cambiar de opinión"

Mimado, envidioso y Celoso. Al ser hijo único, algo que no podía ser de otra forma para que no hubiera problemas de herencia, fue mimado desde que aprendió a gatear, época en la que su madre mandaba a poner alfombras echas de pétalos de rosas por todas partes con el fin de que no se ensuciara las rodillas ni la ropa que llevaba puesta. Mientras que su padre quería que se criara como todo un hombre, Narcisa no hacia más que regalonearlo y consentirlo hasta decir basta lo que provocó que el pequeño Dragón no sólo fuera mimado, sino que también celoso en todos los aspectos de su vida. No le gustaba que nadie más que él tuviera la atención de su madre, hacía cualquier cosa con tal de llamar la de su padre y, ahora que era un hombre de familia, apenas podía contener los celos cuando su mujer le hacía mimos a Scorpius provocando que AMBOS lo dejaran de lado, debía admitir que no sólo se ponía celoso por parte de Astoria, sino que también le dolía que su hijo ya no quisiera pasar tiempo con él.

"Baja la varita, Draco... no eres un asesino.
Usted no entiende, si no lo hago... ÉL me matará
¿Quién, Draco? Yo puedo ayudarte.
¡CÁLLESE! *lo apunta con la varita sin poder matarlo*

Cobarde. Toda su vida este ha sido su gran defecto y siempre lo será, cuando estaba influenciado por su padre todo lo que hacía era para agradarle, para hacer que se sintiera orgulloso, sin embargo pocas veces lo lograba porque por más que se hiciera el valiente SIEMPRE llegaba un punto en el que no podía seguir avanzando dejando en claro su evidente miedo. La primera gran prueba de esto se la entregó en bandeja a su mayor rival, Harry, cuando salió huyendo luego de que ese espectro ( Lord Voldemort), que bebía sangre de unicornio, comenzara a flotar hacia ellos en el bosque prohibido. Pero el rubio no sólo se acobarda al tener a su enemigo enfrente, sino que también de sólo imaginar las cosas que le pueden llegar a hacer, así podemos decir que el simple hecho de especular en lo que Voldemort le haría a él y a su familia si no mataba a Dumbledore provocó que estuviera al borde de la depresión e histeria durante todo su sexto año pensando en la forma de que toda la escena que su amo le había ordenado fuera posible, sin embargo cuando la hora crucial llegó nuevamente no pudo llevar a cabo su cometido porque sabía que lo que estaba haciendo no era correcto y aquí encontramos la verdadera cobardía de Draco, la cual no se expresa al no matar a Dumbledore, sino que se nos hace visible al percatarnos de que no quería hacer lo que se le había ordenado, sin embargo, en vez de luchar por lo que él creía correcto y así hacer frente a lo que consideraba excesivo antes de que fuera demasiado tarde, agachó la cabeza y siguió adelante con lo pactado, claro está que creer que alguna vez el chico pueda hacer frente a los que él llama "sus aliados" es demasiado pedir, él siempre será así... acatará las ordenes de su amo aunque sudor frío de arrepentimiento recorra su frente y no dirá una palabra por el miedo que lo recorre cada vez que "El que no debe ser nombrado" está presente.

Así podemos decir que sólo cosas malas habitan en el interior del pequeño Slytherin, y así era, pero cuando este hombre cobarde, patán, arrogante, escrupuloso, traidor y asesino llegó a tener la bendita oportunidad de saber lo que significaba ser padre, algo nuevo floreció en él provocando que cada día se levante pensando que ahora alguien pequeño e indefenso contaba con él y por una vez en su vida no quería fracasar.

Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
"Me has decepcionado, Draco, no has sabido criar a mi nieto.
No debiste sacar el pasado, padre. Esto es tu culpa.
¿Cómo te atreves a hablarme así?
Cuando se trata de MI HIJO te hablo como se me da la gana."

Protector innato con su hijo. Hasta él mismo se sorprende de lo mucho que crece a diario ese deseo incontrolable de proteger a su hijo. Llevan años peleados sin poder recuperar la relación que una vez tuvieron, esa vida llena de risas y alegrías que Draco jamás pensó que alguna vez tendría le había sido arrebata en cuestión de segundos por un hombre que antes idolatraba. El rubio no podía negar de que no le gustaba el hecho de que su hijo se relacionara con impuros, de hecho si fuera por él ni siquiera hubiese ido a Hogwarts a mezclarse con todo tipo de gente, pero de ahí a hacerlo partícipe de algo tan arriesgado como ser un mortífago eran cosas completamente distintas. A pesar de que con Scorpius no tienen buena relación sabe todo de su vida para asegurarse de que nada malo le pase mientras él no esté cerca. El único consuelo que posee Draco es el hecho de haber vivido los primeros años de infancia con su hijo como corresponde, pudiendo contemplar desde su primer diente hasta verlo realizar su primer hechizo.
A pesar de que la tristeza se apodera de su interior cada vez que su hijo viene a casa teniendo que ser víctima de su rechazo, jamás lo demuestra ni lo demostrará en un futuro, pues su orgullo le dice que así como Scorpius había elegido alejarse, debía ser también su elección volver a retomar el contacto sin importar cuanto tiempo le tomara, cuando se refería a su hijo podía llegar a ser un hombre paciente.


ANTECEDENTES.

HISTORIA:
Como hijo de Lucius y Narcissa Black nació en una cuna, literalmente, de oro, teniendo todo lo que quería al segundo después de lo que expresaba en voz alta criándose así de una forma bastante mimada y sobreprotectora, pues su madre ponía el grito en el cielo ante el más insignificante rasguño que sufría el pequeño. La influencia de su padre comenzó a sembrarse en él desde que comenzó a hablar provocado que los primeros hechizos que el pequeño conoció fueran los tres imperdonables sabiendo cómo y contra quien utilizarlos. El odio de su padre contra todos aquellos que no fueran magos DIGNOS de su sangre pura no tardó en volverse el de él teniendo así una ideología bastante definida desde mucho antes que ingresara al colegio.

En cuanto su carta de Hogwarts llegó supo que no tendría que defraudar a su padre por lo que tendría que ser un Slytherin costara lo que le costara, afortunadamente no fue necesario hacer nada para conseguirlo pues a apenas el sombrero rozó su cabeza éste lo mandó a la casa de las Serpientes logrando que la más reluciente sonrisa se posara en el rostro del pequeño quien por lo único que vivía era complacer a su padre, su mayor ídolo, para que se sintiera orgulloso, sin embargo el pequeño no contaba con que Harry Potter fuera al colegio el mismo año que él por lo que se llevó una grata / detestable sorpresa cuando sus caminos se cruzaron, primero porque sabía cada historia que se contaba del muchacho, aunque claramente no desde el punto de vista de la mayoría de la gente, sino que del de la su padre; segundo porque el muy idiota se había atrevido a rechazar su amistad cuando se presento provocando que el orgullo del rubio le tomara más odio al ojiverde del que ya sentía, pues el mal educado ni siquiera se había dignado a estrechar su mano por mera cortesía; y en tercer y último lugar porque el hecho de que todos le dieran más atención a Harry que a él le hacía hervir la sangre producto de la envidia que sentía.

Su etapa en el colegio la pasó con altos y bajos como todos, pero lo que nunca le faltó fueron las peleas con el trío dinámico quedando en vergüenza la mayoría de las veces así como las incontables ocasiones en la que su padre lo miró con decepción provocando que el pequeño no supiera que más hacer para poder agradarle al mortífago al fin. Sus dos grades amigos, que en realidad más que amigos eran sus marionetas, fueron Crabbe y Goyle a los que disfrutaba mandando de aquí para allá haciéndolo sentir importante en algo y a pesar de que era un chico bastante desconfiado y sin escrúpulos podríamos llegar a decir que le tomó un poco de cariño al par de regordetes pues, aunque nunca hablaba con nadie acerca de sus temas personales, si compartía cierto tipo de información con los otros dos Sly, especialmente cuando se trataban de sucesos paranormales en el colegio (como lo fue en el caso de la cámara secreta cuando les confesó todo lo que su padre le había contado sobre lo que había ocurrido hace cincuenta años atrás).

Así pasaron cinco años, sin nada anormal que contar, hasta que el sexto año de escuela comienza con un cambio radical en la vida del muchacho, a pesar de ser aún un menor de edad su amo decide hacerlo mortífago, sin siquiera tomar en cuenta el consentimiento de los padres del chico, encomendándole la misión más peligrosa de todas: Hacer posible que los mortífagos ingresen al castillo para una iniciar una batalla y matar a Dumbledore. El muchacho ante su petición queda petrificado de miedo observando a penas el rostro de su madre quien mira a Lucius para que hiciera algo y así impedir que su único hijo emprendiera el rumbo de una misión suicida, sin embargo todos sabían que el castigo que traía consigo el desobedecer a Lord Voldemort era la muerta por lo que Lucius no hizo absolutamente nada y Draco, tan cobarde como su padre para hacerle frente a Voldemort, acepta pensando que sería más fácil matar al viejo director que tener que ser testigo de la muerte de sus padres mientras espera su turno de ser asesinado por “El que no debe ser nombrado”. Desde ese día Draco se volvió el ser más vulnerable que se puedan imaginar necesitando sacar sus miedos y martirizándose al saber que no tenía a nadie con quien hablar del problema, pues si se lo decía a sus padres quedaría como un cobarde y, definitivamente, no podía confiar algo tan delicado en Crabbe, Goyle, Zabinni o Pansy. Así es como el muchacho conoce otra faceta de Myrtle la llorona, sí, esa fantasma odiosa de la que todos se burlaban, especialmente él.
El primer día que Draco se desahogó en el baño de los prefectos dejando aflorar todas las lágrimas de frustración y miedo que llevaba conteniendo quizás desde cuanto tiempo al darse cuenta de que la fecha se acercaba y él aún no lograba llevar a cabo su plan, Myrtle trató de hablar con él pidiéndole que se desahogara, pero el rubio, orgulloso hasta la muerte, la insultó de una forma tan despreciable que la fantasma no tardó en salir llorando del lugar, sin embargo preocupada por lo que el chico pudiese hacer volvió y esta vez Draco no tenía las fuerzas suficientes como para espantarla provocando que comenzara a desahogarse entre llantos, así cada tarde se hizo una pequeña rutina entre ellos en donde el nuevo Mortífago le contaba sus penas dejando que ella simplemente lo escuchara sentada a su lado mientras trataba de brindarle palabras de aliento provocando que, a pesar de que Draco nunca se dio cuenta de esto, Myrtle llegara a enamorarse del frío e insensible Slytherin.

Finalmente el gran día llegó y Draco pudo hacer que los mortífagos ingresaran al castillo, sin embargo no pudo hacer más que desarmar al viejo director a pesar de lo indefenso que se encontraba, pues simplemente su mente no se lo permitía, sabía que si no estaba enfocado en desear la muerte del enemigo por más que pronunciara las palabras el hechizo sería completamente inútil, y esto se debe, aunque ustedes no lo crean, a que Draco no es un asesino, tal y como dijo el anciano y moribundo director, él puede ser todo lo que quieran creer, pero un asesino por voluntad propia definitivamente no. Debido al fracaso de Draco, Snape cumple su tarea y ambos abandonan el colegio antes de que todos los aurores llegasen al lugar para tomarlos como prisioneros y llevarlos a Azkabán.
Un año más tarde el mundo mágico es testigo de la masacre más grande sufrida en los terrenos de Hogwarts, hoy conocida como “la batalla final”, en la cual Narcissa ayuda a Harry ocultándole al señor oscuro que seguía vivo, pues lo único que le preocupaba a la esposa de Lucius era que su hijo estuviera a salvo, que Lord Voldemort muriera, viviera, reinara o fuera desterrado, la verdad, le daba absolutamente lo mismo. Debido a esa pequeña osadía de la “mortífaga” los Malfoy son respaldados por Harry en el momento del juicio después de que Voldemort muriera a manos de el Elegido, por lo que se salvaron de ir a prisión y juraron lealtad al ministerio haciendo las paces con Harry, aunque claramente esto fue nada más de palabra, pues Lucius se sentía más humillado y derrotado que nunca, mientras que Draco lo único que quería era tener una vida normal lejos de los impuros y especialmente del rostro de Potter que odiaría hasta el final de sus días.

Poco tiempo después, a la edad de veintiún años, encuentra el amor el cual no duda en consolidar al casarse con Astoria Greengrass. Rápidamente, después de la boda, comienza a trabajar en el ministerio formando parte del Wizengamot pudiendo levantar así la nueva mansión Malfoy para ya no tener que vivir bajo el techo de sus padres y poder iniciar su propia herencia, ese trabajo lo motivó a estudiar Derecho mágico pudiendo sacar su carrera sin mayores contratiempos obligándolo a dividir su tiempo para ejercer ambas carreras. Años después nace su heredero y la sonrisa comenzó a ser parte de la vida del ex Slytherin, el ser parte de algo tan maravilloso como una familia provocó que un corazón se formara en Draco pues no podía negar que ahora la parte izquierda de su pecho se sentía mucho más pesada. Lo crío dejando todo a su pies y mimándolo tanto como su esposa, lejano a todo lo que había pasado muchos años atrás, nunca el nombre de Voldemort formó parte de su casa, ni tampoco del legendario Harry Potter, no quería que su hijo supiera todas las cosas que su abuelo y él había hecho en los tiempos de guerra, sin embargo la verdad no se le pudo ocultar por mucho tiempo al pequeño pues un domingo, en el que Narcissa habían insistido en que los extrañaba y quería ver a su nieto antes de que entrara al colegio, fueron a cenar comportándose todos como una familia feliz hasta que Lucius tuvo la brillante idea de sacar a relucir el pasado, como consecuencia Scorpius se levantó de la mesa para dirigirse al jardín no sin antes lanzarle una mirada de odio a Draco que jamás pensó que le dolería tanto. Esa tarde no sólo la relación Draco – Scorpius se desintegró, sino que también la de Lucius – Draco, el rubio había pasado tanto tiempo tratando de hacer sentir orgulloso a su padre que nunca se detuvo a pensar en que ahora tenía su propia familia de la cual debía preocuparse y que antes que Lucius en sus prioridades estaba Scorpius, por lo que, por primera vez, le levantó la voz a su padre exigiéndole que nunca más le volviera a meter cosas en la cabeza a su hijo ni se metiera en su enseñanza, para luego salir de la casa con su esposa y Scorpius… esa fue la última vez que la familia estuvo reunida y ahora sólo mantiene comunicación con su madre, Narcissa.
Su hijo finalmente entró al colegio y la relación entre ambos aún no se arregla, pues el orgullo de Draco no le permite dar el primero paso para la reconciliación.

Hace un año atrás, cuando todo se sentía "tranquilo" en el mundo mágico una visita de Harry Potter cambió toda la vida de Draco, no porque una nueva guerra se iniciara entre ellos, sino por la revelación que sus oídos tuvieron el placer (así como también desgracia) de escuchar. En el interior del que una vez había sido su rival ya no quedaba ni rastro del chico busca problemas que había sido en su infancia, sino que sólo había espacio para su antiguo amo quien no había muerto como todos pensaron. El miedo volvió a ser parte del ex Slytherin ahora que existía una persona que podía acabar con la vida de su familia y la de él en un abrir y cerrar de ojos, por lo que sin tener más opción y mostrado orgullo y lealtad hacia él ante los demás, realizó cada una de las cosas que su amo le pidió teniendo que matar a niños de la misma edad, menores y mayores que su hijo pertenecientes a la escuela de Beauxbatons y Durmstrang con la única diferencia que éstos eran sucios impuros, lo cual no era consuelo para el neo mortífago, pues aún así los veía cada noche en sus sueños implorando por su vida.
Actualmente andaba con Harry para todos lados debido a su lealtad para su amo y le miente constantemente a su esposa e hijo, pues ninguno sabía que Lord Voldemort había vuelto y, francamente, agradecía que aún su amo no les diera la orden de comunicarle a su familia de su sobrevivencia, pues no quería que las únicas dos personas que él amaba en el mundo fueran participe de ese selecto grupo, el cual, aunque no compartiera todo lo que hacían, JAMÁS TRAICIONARÍA.


FAMILIARES:
Astoria Greengrass: Esposa. Nació en 1982, sangre pura. Es la hermana menor de Daphne Greengrass.

Scorpius Malfoy: HIJO, la razón de ser de Draco aunque nadie lo sepa, tiene dieciséis años, estudiante de Slytherin y a pesar de las diferencias es un orgullo para el neo mortífago.

LUCIUS MALFOY: Padre. Es un hombre aristocrático, y como tal tiene una obsesión con la pureza de sangre, él adoctrinó a su hijo Draco con los mismos ideales sin darle la oportunidad a que tuviera sus propias creencias. Lucius Malfoy es un mortífago y, por ende, un fervoroso creyente en la pureza de la sangre en los magos. Fue educado en Hogwarts, donde ostentó el rango de prefecto de la casa Slytherin.

NARCISSA BLACK MALFOY: Madre, sangre pura, ex Slytherin, la razón por la que le sigue hablando a su padre.

Andromeda Black: Tía. Sangre pura, ex Slytherin.

Bellatrix Lestrange: Tía. Sangre pura, mortífaga de corazón, ex Slytherin, eterna enamorada de Lord Voldemort.

Nymphadora Tonks: Prima, Auror, pertenece a la orden del fénix. Metamorfomaga.

Sirius Black: Primo en segundo grado. Animago, ex Gryffindor, deshonra de la familia Black, mejor amigo de James Potter y padrino de Harry Potter.

Regulus Black: Primo en segundo grado. Ex mortífago y ex Slytherin, traiciona al Señor Oscuro al darse cuenta. demasiado tarde, de la verdadera obsesión que poseía el mestizo.



OTROS DATOS DE INTERÉS.

NIVEL ECONÓMICO:
Alto. Toda su vida ha crecido entre el lujo y la comodidad, por lo que no permitirá que su hijo crezca de una forma diferente
mansión malfoy Junior (? xD:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

GUSTOS:
- Estar solo.
- Los juegos de palabras con un buen rival.
- Fotografía (oculto hasta de sí mismo).
- El cigarrillo (un vicio)
- Las mujeres.
- Las pastas.
- Que su mujer lo mime (no lo dice, pero se le nota)
- El whisky de fuego.
- Un buen vino para la comida.

ODIOS:
- Vivir bajo la sombra de su padre.
- Pelearse con su hijo debido a sus diferencias de opiniones.
- Los impuros y homosexuales.
- Ser tan celoso.
- Los animales en general (excepto el águila).
- Comer solo (cuando está en casa le gusta que todos se sienten en la mesa para empezar a comer y nadie se pare hasta que todos se hayan servido como corresponde).

MANÍAS:
- Arquear una ceja cuando algo lo sorprende.
- cruzarse de brazos y fruncir el ceño cuando está enojado.
- Meterse las manos a los bolsillos cuando esta parado frente al ventanal de su despacho con su mente a miles de kilómetros en el país de los pensamientos.
- Apoyar los codos sobre su escritorio y masajear su sien cuando algo le preocupa, especialmente en temas relativos a su hijo.

BOGGART:
La imagen de Dumbledore mirándolo fijamente tal y como lo hizo la noche en que se suponía que iba a matarlo. (Nadie lo sabe)

VARITA:
Fabricada por Ollivander, es de madera de espino, núcleo de corazón de Dragón, 25'4 centímetros y elástica.

CURIOSIDADES:
Trabajo: Después de ser padre se queda sólo con el trabajo del Wizengamot como algo estable, sin embargo cuando un amigo le pide que sea su abogado, o le llama la atención un determinado caso, no duda en hacer valer sus estudios superiores de Derecho mágico tratando de ayudar a aquel leal compañero que está en problemas, digamos que la mayoría de las veces se trata de alguien que no se lo merece.

Patronus: Un unicornio, ¿por qué? Muy simple, la sangre de aquel animal mitológico fue la que mantuvo vivo al señor Tenebroso por tantos años.

Oesed: Hasta hace unos años atrás veía a Lucius orgulloso de él ¡Al fin! Sin embargo luego de que su padre cometiera el error de sacar el pasado frente a su hijo Scorpius, lo único que anhela el rubio es que las cosas con su único heredero se arreglen y vuelvan a tener esa relación estrecha como cuando era pequeño.

Mascota: Un águila que la usa para el correo, debido a que no le gustan las lechuzas ni ningún otro animal.

Peor recuerdo: El día en el que Lucius comenzó a hablar de temas del pasado en una cena familiar, provocando un quiebre entre Draco y Scorpius que nunca se ha podido enmendar. Este día no sólo es el peor recuerdo de Draco, sino que también el inicio de su mayor tristeza.


avatar
Draco L. Malfoy
NEO-MORTÍFAGO
NEO-MORTÍFAGO

Mensajes : 169
Puntos de Canje : 36544
Fecha de inscripción : 30/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Draco Lucius Malfoy.

Mensaje por James S. Potter el Sáb Ago 06, 2011 4:06 pm

FICHA ACEPTADA
Re-Bienvenido al Foro, Sr Malfoy.


A legal kiss never worth as much as a stolen kiss.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Their Daring, Nerve and Chivalry set Gryffindors Apart:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

avatar
James S. Potter
GRYFFINDOR
GRYFFINDOR

Mensajes : 918
Puntos de Canje : 34398
Fecha de inscripción : 16/03/2011
Localización : En Sortilegios Weasley.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.