Interes desinteresado [Druella W. Black]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Interes desinteresado [Druella W. Black]

Mensaje por Luke T. Schiavone el Jue Ago 11, 2011 1:40 pm

[Martes en la mañana entre las 9 y 9:30. Clima agradable]

El día comenzaba para el joven que reposaba dentro de un barco que se mantenía firme en el lago. Despertando con todos los humores alborotados como siempre lo hacía cada mañana. Se preparo como siempre lo hacía aunque no había casi nadie levantado porque era algo temprano y la mayoría de sus “compañeros” estaban durmiendo. Muy pocos se podían ver levantados andando o arreglándose por ahí y nadie se iba a atrever a hablarle con los humores de la mañana porque era mas gruñón que de costumbre.

Algo le faltaba pero no se daba cuenta de que, tenía esa sensación vaga que de algo se estaba olvidando solo que no se acordaba ni por casualidad de que era. Tendría que tener una recordadora así por lo menos sabe si esa sensación es real o solo una simple y espontanea sensación que apareció por aparecer. Salió del barco luego de analizar si le hacía falta algo y no acordarse, camino por la orilla del lago por un rato hasta que cambio su rumbo para volver al barco que a su mente muy de repente apareció una especie de recuerdo de que era lo que se había olvidado. Algo extraño que su mente este olvidadiza, siempre tenía la ley del orden ante todo pero todo nadie es perfecto y de vez en cuando le pasaba algo parecido por andar distraído.

Entro al barco dirigiéndose rápidamente a su cuarto buscando entre los cajones en los cuales sospechaba podía estar aquel libro que había retirado de la biblioteca hace un par de días para sacar unos materiales. Lo encontró después de abrir el cajón del medio del escritorio en aquel cuarte y salió nuevamente del barco de Durmstrang dirigiéndose al castillo de Hogwarts a un paso rápido porque no quería distraerse con nada… en verdad era algo raro porque nada lo distraía de las cosas que debía hacer una vez que eso se le ponía en mente.´

Entro al castillo subiendo las escaleras con la mirada alta, con esa típica cara seria que protegía la personalidad que se escondía en su interior. Tardo menos de un minuto en llegar a la biblioteca para dejar el libro en su lugar. Salió caminando lo más tranquilo de aquel lugar que emanaba sabiduría cuando dio la vuelta en el pasillo choco con alguien. Ambos cayeron al piso. En el caso de Luke cayo sentado frunciendo el rostro – ¿Pero que no miras por dónde vas? – Dijo molesto todavía sentado sin mirar a la persona con la cual por obra casual se chocaron. Se paro y miro al ser que aparentemente era una chica con quien ya había tratado - ¿Tu…? ¿Cómo era tu nombre? – Pregunto con cara seria. Ya se había olvidado con la persona la cual día atrás había estado estudiando en clases – Llames como te llames tendrías que dejar de pensar en cómo te ves y ver por donde caminas – Con su tono gruñón miro con molestia a la chica que sin querer había chocado.
avatar
Luke T. Schiavone
DURMSTRANG
DURMSTRANG

Mensajes : 55
Puntos de Canje : 34751
Fecha de inscripción : 05/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Interes desinteresado [Druella W. Black]

Mensaje por Druella W. Black el Jue Ago 11, 2011 10:31 pm

Eran las siete de la mañana cuando un par de golpes se escucharon en la puerta del dormitorio de Druella. Ésta entreabrió los ojos y se levantó con pesadez, ya que sus compañeras parecían decididas a continuar durmiendo. Les dirigió una mirada de desprecio mientras se dirigía a la puerta a observar quién era. Cuando observó a su visitante, rodó los ojos y volvió a la cama. Un "amigo" de alguna de sus compañeras había ido a visitarlas. Que persona tan más inoportuna. Como fuera, ya le había espantado el sueño, y de todos modos se tenía que levantar en cualquier momento. Más le valía desperezarse y hacer de su día algo provechoso. Recordó que se encontraba en Martes, y que sólo tendría ocupadas las primeras dos horas de la mañana. Se apresuró a ponerse el uniforme y asistir al gran comedor, para después tomar satisfactoriamente su clase de Encantamientos. Se debatió entre ir o no ir a la clase de Historia de la Magia, porque ese profesor no podía enseñarle algo que no supera ya. Sus buenas costumbres de alumna y su miedo a ser castigada la llevaron directamente a su salón de clases. 

En cuanto sonó la campanilla que indicaba el fin de la clase, supo que debía dirigirse a la biblioteca. Tenía deberes que hacer y cosas que pensar, como el hecho de que sustituiría a su lechuza lo antes posible. Se negaba a pasar de nuevo por la situación que había vivido en DCAO. Menos a que volvieran a ponerla en grupo con Schiavone. Pocas personas la habían molestado tanto como él, así que el desprecio que sentía por éste era infinito. Nadie le daba la contra a Druella Black, y ella misma se encargaría de que el chico pidiera disculpas, de rodillas posiblemente.

Apenas sintió que estaba preparada para salir de la biblioteca (la cual no había sentido la fortuna de tenerle más de media hora) se dirigió a lo que ya conocía como salida, no sin antes tomar un libro y pedirle amablemente a la bibliotecaria que le dejase sacarlo. No era su estilo llevárselos sin más. Naturalmente, era un libro de lectura ligera, porque estando en su situación, no daban ganas de complicarse la vida aprendiendo hechizos y la historia de Hogwarts desde el inicio de sus tiempos. Salió de la biblioteca con el libro pegado a su cuerpo, cuando sintió el contacto de otro mientras salía expulsada hacia atrás. Logró aferrarse de una viga, pero eso no evitó que su rostro comenzara a enrojecer por el enojo. Odiaba eso, ya que parecía que estaba sonrojada en vez de molesta. Logró recuperar una postura ideal y se desconcentró dada la altura del chico. Pero eso no impediría que le diera su merecido.

—¡Caray! ¿Tengo que encontrarte en todos lados, Schiavone?— musitó con enojo, entrecerrando los ojos. Lo detestaba, y no hacía más de unos minutos había pensado en como vengarse de ese incómodo momento que le había hecho pasar la mañana anterior. — Tal vez deberías preocuparte por no ser siempre Mr. Hogwarts y dejar de chocar contra la gente— continué, sin las mínimas ganas de dirigirle la palabra. Simplemente era la persona más cerrada en el mundo. Ahora entendía a todos esos que me odiaban, si yo era difícil de llevar, el me decía "Quítate que ahí te voy!".
avatar
Druella W. Black
PREFECTO/A DE BEAUXBATONS
PREFECTO/A DE BEAUXBATONS

Mensajes : 22
Puntos de Canje : 35038
Fecha de inscripción : 26/07/2011
Edad : 23
Localización : Soy el monstruo debajo de tú cama.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Interes desinteresado [Druella W. Black]

Mensaje por Luke T. Schiavone el Vie Ago 12, 2011 3:46 pm

Un choque inesperado, una mañana casi vacía con una persona la cual estaba en su estante de personas que lo hacían desesperar. En esa lista que odiaba, que seguía anotando personas las cuales se interesaban en interesarse por él, mientras sacaban su desprecio e ignorancia total. Era un caso especial los cuales una persona podría agradarle de verdad para tener el titulo de amigo o amiga. Se dedico a mirar a la chica con la cual había chocado y un día atrás había estado trabajando en grupo. Una persona de la cual ni se acordaba el nombre por el poco interés que le tenía. Era exagerando sus aires de soledad y a la vez increíble como un chico tan solo quería estar en la vida la cual te hacia conocer cientos o miles de personas.

Sus ojos expresaban total capricho luego del choque porque su mente quedaba con que ella por distraída había chocado contra él. Mas al escuchar sus palabras tan hipócritas que lo desbordaban en su rostro serio el cual se mostraba odioso. Espero a que terminara de hablar, se mostro completamente ignorante ante toda palabras que saliera de sus labios. Un chico común se concentraría en coquetear y más en una situación tan casual pero a él como no era de aquellos que consideraba como “Gente delirante de hormonas” simplemente actuaba con su sinceridad cruel que delataba a una persona que quería estar sola – Tal vez porque me estas siguiendo me ves y me ves. Mas te vale que no porque hare que dejes de hacerlo en este mismo instante – Contesto con voz amenazante. Una cosa era un choque pero se estaba encontrando seguido con aquella chica, y otra cosa que lo molestaba, lo sacaba de si como tantas cosas, era que lo siguieran. Además su cerebro procesaba varias suposiciones al mismo tiempo y cada una más loca que la otra - ¿Yo disculparme contigo? Eso sería lo último que pase por mi mente. Tú discúlpate ya que por ir pensando en cómo te ves chocaste conmigo. Pero entiendo esa hueca cabeza no puede mirar por dónde camina y pensar al mismo tiempo – Contesto bastante molesto con la chica color de pelo zanahoria la cual detestaba. Su arrogancia no le permitía procesar que fue un choque casual, además como era Druella era peor porque pensaba que las casualidades no existían.

Acorto distancia con su cabeza en alto para quedar frente a frente con una mirada totalmente amenazadora que parecería que se podría comer vivo hasta el mismo Señor Tenebroso – Escúchame señorita como te llames mas te vale apartarte de mi camino porque no estoy de humor para soportar tus quejas bobas – Con cierta rabia y con sus rostros frente a frente sin soltarle la mirada a aquella persona la cual no se acordaba ni como se llamaba. Tenía suerte de recordar que la despreciaba aunque como ya se menciono llevaba una lista de rostros los cuales despreciaba - ¿Capirmi? – Dijo con su particular asentó italiano para ver si la chica había entendido sus palabras. De ser lo contrario le iba a dar explicaciones detalladas de como desaparecer de su vista.
avatar
Luke T. Schiavone
DURMSTRANG
DURMSTRANG

Mensajes : 55
Puntos de Canje : 34751
Fecha de inscripción : 05/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Interes desinteresado [Druella W. Black]

Mensaje por Druella W. Black el Sáb Ago 13, 2011 7:35 pm

Perfecto. Lo último que necesitaba en su vida era una discusión con un chico prácticamente desconocido, y allí la tenía. Sin deberla ni temerla, porque ella ni siquiera se había planeado eso en su día. ¿Ella se merecía tal cosa? Quizá era un desafío que se le ponía enfrente, porque la que llevaba la delantera en las peleas era siempre ella. Por primera vez tenía alguien tan cabezota como ella enfrente, y aunque odiaba al chico en cuestión con todo sus ser, le agradaba haber encontrado alguien a su nivel, capaz de responderle. Su nuevo rival era fuerte, no lo iba a negar, pero Druella Black s-i-e-m-p-r-e sería mejor que cualquiera. Escuchó atentamente las palabras de aquél chico, porque necesitaba un buen punto débil para atacar. Aunque al parecer, él había encontrado inconscientemente el suyo. Cuando el chico terminó de hablar, Dru se quedó en blanco. Cosa que desapareció instantáneamente, porque miles de respuestas inconcretas comenzaban a desfilar por su mente.

¡¿Cómo se atrevía a insinuar que ella le seguía?! Y aún peor, a creer que el podía darle órdenes a ella. Si no paraba eso de una buena vez, la guerra de insultos sobre el ego continuaría hasta que se hicieran viejos. Aunque, en ese caso, Druella prefería ir directo a la prueba de conocimientos. Instintivamente, su mano se dirigió al lugar de su túnica que guardaba su varita. Cerró los ojos y apretó los dientes. No podía causar una pelea que involcurase magia, porque como prefecta tenía que encargarse de poner el ejemplo. Aunque ese chico fuera su peor pesadilla, tendría que dialogar. Sentía cosquillas en las palmas de las manos, porque plantarle una cachetada al chico no era mala idea y su cuerpo se lo pedía con ansias. Se lo merecía por ser él, por obligar a Druella a cruzárselo en vez de buscar su propio lado del castillo para caminar. La chica abrió los ojos con furia, pero se sintió tan descolocada al encontrar tan cerca el rostro de Schiavone que no puedo hacer más que poner su mirada más amenazadora. Poco miedo le causaba el rostro del aludido, porque si se lo proponía, ella podía ser peor. Su mano devolvió la varita a su lugar y cambió de posición. Puso su dedo índice sobre el pecho de su interlocutor acusadoramente, mientras comenzaba a caminar. —Mira, pequeño patán inmaduro. Aquí el cabeza hueca eres TÚ.— Druella se aseguró de utilizar el tono más duro que tenía mientras enfatizaba la última palabra. 

Sin darse cuenta, ya habían doblado el pasillo y ahora se encontraban en un sitio que Druella solía visitar para desprenzar a los alumnos de la boca de su pareja en cuestión. Tenía escasa iluminación, cosa que a la chica le molestaba aún más. La cercanía de Schiavone le hacía enojar, pero no podía dar un solo paso atrás sin quedar como una cobarde. Su rostro seguía inmutable, pero no podía negarse la oportunidad de bajarle los humos a ese Durmstrang. —A partir de ahora evitarás ser visto por mi si no quieres tener problemas. Estás advertido, Schiavonne. — La mirada de Druella no transmitía más que problemas, fuego. Y si el chico seguía jugando con ella, acabaría quemado. —Espero que tu pequeño cerebro capte la idea, porque si me obligas a repetirlo no será tan amablemente —.
avatar
Druella W. Black
PREFECTO/A DE BEAUXBATONS
PREFECTO/A DE BEAUXBATONS

Mensajes : 22
Puntos de Canje : 35038
Fecha de inscripción : 26/07/2011
Edad : 23
Localización : Soy el monstruo debajo de tú cama.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Interes desinteresado [Druella W. Black]

Mensaje por Luke T. Schiavone el Dom Ago 14, 2011 6:39 pm

Puede ser que sea el chico más solitario de la tierra, el más odioso de todo el planeta. Pero también tenía un orgullo, una forma de ser inquebrantable la cual no le permitía desistir de su lugar sin importar lo que dijera su “compañera” de clases. Para la desgracia de Luke se tenía que cruzar con ella todo el maldito tiempo que estudie, biblioteca, aula, hasta en trabajos como por ejemplo el que le había encomendado hacer la profesora Zerga o como le decía él “Cerda”. Otra persona que lo fastidiaba con su sola presencia. Era muy visible que el joven no estaba hecho para hacer amigos sino enemigos o llenarse de personas que terminen odiándolo en vez de conocerlo. Esa chica no despertaba en nada el interés que alguien con quien Luke se quedaría a hablar por un rato, todo lo contrario, despertaba esas ganas de sacar la varita y medirse sin importar la sexualidad de la persona que tuviera frente a él. Le daban todos iguales, hombres, mujeres, elfos, enanos. Todos eran lo mismo con diferente apariencia, todos eran igual de detestables.

Su acción al poner su dedo sobre aquel chico de 16 años hizo que haga una especie de gruñido bajo mientras escuchaba sus palabras. Esta chica se estaba ganando a un enemigo personal al parecer por como hacia las cosas. La comía con la mirada llena de desprecio por ser que nadie lo tocaba sin su permiso, nadie le ponía un dedo encima ni lo rosaba sin un motivo o le iría muy mal. A muy pocos de sus amigos, en si tenía pocos pero de todos solo Rose tenia permitido tocarlo en forma de saludo o por molestarlo. Los demás si solo entraban en contacto físico menor lo hacían reaccionar de forma delirante de rabia u odio. La vena del cuello se le hincho y mas al escuchar sus palabras - ¿Yo inmaduro? Piénsalo mejor retrasada tu eres la que se está midiendo a palabras con un chico un año menor. Si quieres llamar la atención de alguien ve por ahí mostrándote que seguro alguno de esos perros hormonales en celo te darán su atención – Contesto con rabia, esa cara tan seria se mostraba odiosa, más de lo común o normal. Esa cara irradiaba claramente sus sentimientos hacia esa persona pero ninguno era bueno, nada de amistad ni amor solo todo lo contrario. Eran las únicas sensaciones, los únicos sentimientos que se podían ver en el rostro del chico, puros y plenos.

Se mordió los labios aprontándolos muy fuertes, no de forma insinuante sino en señal de disgusto completamente aunque podía ser mal entrepretado. Simplemente era algo que le salió hacer del alma porque era una manía que tenia. Sacando eso de lado, Druella dio una pequeña advertencia a su compañero que ni siquiera sabía su nombre – Tu no me ordenas, mejor dejas de seguirme para así no nos vemos nunca más en la vida. Porque ya verte a un kilometro de distancia me enferma – Sentencio con su voz tan particularmente seria, notándose desprecio, arrogancia en ella. Era una guerra en la cual el orgullo no iba a dejar retroceder a ninguno ¿O sí? – Si mi cerebro es pequeño no me imagino el tuyo. – No le gusto nada su última amenaza. En sus ojos estallaba una bomba de la rabia que tenia - ¿Sabes? Amenázame y mañana aparecerás despierta en la enfermería. Tus palabras me dan igual, solo las dices porque hablar es gratis. Eres una habladora simplemente – Apretó fuertemente sus puños conteniendo toda ira para tratar de no desatarla toda en un solo instante.
avatar
Luke T. Schiavone
DURMSTRANG
DURMSTRANG

Mensajes : 55
Puntos de Canje : 34751
Fecha de inscripción : 05/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Interes desinteresado [Druella W. Black]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.