Lección #2: De mi nadie escapa {Adhara}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Lección #2: De mi nadie escapa {Adhara}

Mensaje por James S. Potter el Jue Mar 31, 2011 6:56 am

Primera semana de clases. Un día durante la cena.

Ahí estaba yo, escabulléndome por el quinto piso de colegio con una hermosa chica tomada de mi mano. Mucho pensarían que aquel acto era algo común y corriente, sobretodo si de James Sirius Potter se trataba, pero no sería así si pusieran atención en la chica que me acompañaba; nada más ni nada menos que Adhara Rubinsen, la chica Slytherin que decía ser diferente a las demás, y como no serlos si seguía los pasos del mayor ejemplo de lo que un Gryffindor podía ser. Rompiendo reglas cuando era necesario y entregándose a sus impulsos. Quizás no sería lo correcto, pero ¿quien dice que yo debo ser un perfecto Gryffindor por el simple hecho de caer en esa casa? Yo me formé en ella, y me siento orgulloso, pero también he aprendido a no juzgar o dejarme llevar por primeras impresiones, de lo contrario jamás hubiera llegado ahí.

- Alohomora - musité luego de sacar mi varita y apuntar a la perilla de la puerta, la cual del cedió dándonos la libertad de entrar por ella. Una vez dentro atrapé sus labios con desesperación, era lo que había estado esperando todo el trayecto. Me separé levemente de ella y sonreí algo confundido aún por lo que estaba haciendo, pero no me concentré en pensar en eso sino en algún hechizo que me serviría para esa ocasión. - Triowe - apunté a la puerta de salón para que se cerrara . - Fermaport - musité nuevamente para asegurarla con un hechizo. Y acto seguido, para mayor seguridad, hice aparecer un candado con mi varita. - Zarzadia - murmuré apuntando a éste, desde mi posición, para cerrar el candado. - Ahora nadie podrá molestarnos - sonreí divertido mientras guardaba mi varita y la sostenía ahora con ambas manos aferrada a cada una de sus nalgas. La llevé entre mis brazos hasta sentarla en el escritorio del profesor el cual era más espacioso que los pequeño pupitres del salón y mi labios se fueron directamente a la zona de su clavícula, depositando besos eufóricos, invadido por el libido, los cuales subieron hasta pasar por su cuello y terminar nuevamente con mis dientes atrapando su cuello. Mi mano ascendió hasta su barbilla y atraje su rostro, depositando un beso en sus labios, y dar tregua mi lengua, la cual se coló en el interior de su boca, rosando la suya y aferrándose a ella.

Ya la cartas estaban echadas y no había vuelta atrás, el juego recién comenzaba.


A legal kiss never worth as much as a stolen kiss.

Their Daring, Nerve and Chivalry set Gryffindors Apart:





avatar
James S. Potter
GRYFFINDOR
GRYFFINDOR

Mensajes : 918
Puntos de Canje : 34803
Fecha de inscripción : 16/03/2011
Localización : En Sortilegios Weasley.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lección #2: De mi nadie escapa {Adhara}

Mensaje por Adhara Rubinsen el Jue Mar 31, 2011 7:39 am

-Es un empate- Dije aceptando la manera en que la fase del primer juego terminaba, mis pies tocaron el suelo cuando me bajo y con un movimiento de cabeza me señalo el lugar hacia donde debíamos caminar o escapar. Escapar que maldita palabra tan engañosa, por que cuando creí haber escapado por completo de mi castigo, ahi me encontraba metiéndome en la boca del...León.

Al entrar a aquella aula vacía, al fin sus labios repasaron los míos, ¿A qué demonios se debía aquella maldita sed? Porque sí, estaba anhelado aquel contacto, la puerta del aula fue asegurada lo suficiente para que pudiésemos empezar a lo nuestro sin preocuparnos por más nadie, ni nada, porque nada de lo que pasase fuera de esa puerta era de mi incumbencia en aquel momento.

Asumí que en esto había gato encerrado del destino porque nuestros cuerpos se acoplaban de una manera infernal y ni que decir de aquella facilidad con la que él me había levantado y sentado en la mesa del profesor, eso me hizo pensar que tal vez pronto estaría recibiendo clases en ese mismo salón, mirando la mesa donde estaba el profesor con una sonrisa triunfal que ocultaría haciendo que aquel fleco castaño que me pertenecía callera sobre mi rostro.

Los besos llenos de pasión y desesperación de James me sacaron de aquel lascivo pensamiento, para entrar en algo mucho mejor, cuando besó mi clavícula un leve suspiro se escapo de mis labios, sentía cada uno de esos besos y mordidas como un aliciente de vida, que me hacía respirar como si el oxigeno fuese a agotarse en el salón.

No dude en levantar mis manos para deshacerme de la camisa del muchacho, quería poder tocarlo sin sentir esa tela tan inoportuna de por medio, mientras mis labios buscaban desesperadamente una y otra vez el contacto con los suyos, sentía aquella lucha de sus lenguas por mantener el control, sabía que esto sería divertido ambos teníamos nuestro carácter y sería difícil ceder ante las caricias del otro.

Pero yo me encontraba envuelta en aquella pasión que hace que todo lo demás deje de importar, solo quería sentir más de él, tenerlo lo suficientemente cerca, mis piernas subieron atrapando sus caderas y atrayéndolo aún más hacia mi cuerpo, ya entendía bien que el fuego no solo quemaba, sino que consumía.

La voz de su cabeza se disparo advirtiéndome de las consecuencias de esto y dándome los puntos de vista más Sly que pudiesen a ver: !Venga Adhara, ¿Estas de coña?, ¿en serio en serio vas a hacerte esto? ¿Y si te va a dejar como estas, para reírse de ti? CARAJO. Todo eso llenaba mi mente, mientras besaba sus labios, "Ya tengo una respuesta a todas esas preguntas, ¡Me vale gorro!, pensé para dejar de azotarme con tantas ideas, era un juego donde nadie podría salir lastimado.

Terminé de sacarle la camisa, mientras la tiraba al pupitre más cercano y me alejé unos segundos de sus labios para admirarlo así, sin camisa, mis pensamientos se nublaron ante el panorama, agradecí de cierta manera aquello, pues ya no tenía que escuchar voces culpabilizándome. Mis manos no tardaron en recorrer su piel que estaba sumamente cálida, detuve una intencionalmente sobre su corazón y sonreí al sentirlo.

-Parece que algo te tiene un poco acelerado, James- Dije sin poder evitar que aquello saliese con un tono de triunfo.







Somos perfectos, no temas pensarlo
Spoiler:
avatar
Adhara Rubinsen
SLYTHERIN
SLYTHERIN

Mensajes : 608
Puntos de Canje : 35010
Fecha de inscripción : 22/03/2011
Localización : Donde menos lo esperas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lección #2: De mi nadie escapa {Adhara}

Mensaje por James S. Potter el Lun Abr 04, 2011 10:44 pm

Era otoño, atardecía, pero hacía calor. Oh si, mucha calor. Comencé a retirar mi túnica con astucia, no tardé mucho para que ésta cayera al suelo, y Adhara continuó con el trabajo desabotonando mi camisa. Aquello me dio la libertad suficiente para apartar con mi mano parte de su túnica que estorbaba el trayecto de mis besos desde su cuello hasta su hombro. Desabotoné los pocos botones de su túnica y la retiré por sus hombros, al mismo tiempo que ella me arrebataba la camisa completamente. Mis dientes se aferraron a su cuello nuevamente, mientras deslizaba su túnica completamente. Sus manos acariciaron mi torso desnudo, y mi piel se estremeció completamente al sentir sus dedos posarse en mi pecho.

Sonreí ante su comentario. ¿Cómo no acelerarme ante sus caricias y besos? Mi pecho pareciera que fuera a explotar en cualquier momento, y el libido me cegaba completamente. Ni siquiera me daba tiempo de pensar en lo que estaba haciendo. En ese momento no habían consecuencias de mis actos. Bueno, a decir verdad si las había, pero no las meditaba en ese momento, no me interesaba hacerlo. Ni siquiera estaba seguro de a lo que nos llevaría, o quizás si, pero fuera lo que fuera no traería buenas consecuencias, pero el momento valdría la pena. Ahora entendía por qué es que Adhara era tan cercana a Cassandra, ambas tenían ese "toque" que las hacia diferentes al resto de las chicas de esa casa. Lo que no comprendía es como ellas podían ser amiga de personas tan odiosas como Malfoy o Snivellus. Esos dos no juntaban ni pegaban con la personalidad de éstas dos chicas, mucho menos con la que yo tenía en frente, acariciando mi cuerpo, como si lo conociera de toda la vida.

- cállate - volví a inquirirle sin apartar la traviesa sonrisa que se había formado en mis labios. Atraje su cuello, ésta vez de forma sutil, pero intensa y posé mis labios en los suyos como si ya se conocieran de toda la vida. Había conseguido adecuarme al movimiento de sus labios y acoplarme completamente como si fuéramos amantes de toda la vida. Tiré del primer botón de blusa y casi consigo que se descosiera por la fuerza del acto. Se desabotonó y procuré seguir con los dos siguientes, ésta vez con ambas manos para no arrancarlos. El beso siguió y lo disfruté a ojos cerrados, mientras sentía sus caricias aún más placenteras. En momentos como ese solía decir cualquier estupidez y matar los momentos en arranques de matapasionismos, pero en esa ocasión, por alguna extraña razón no quería hablar, quizás por el miedo a que nuestras mentes se enfriaran y viéramos la locura que estábamos haciendo. Aunque miedo no era la palabra correcta, pero como nunca lo había sentido no sabía como definirlo correctamente. El punto es que no quería pensar, no quería detener el curso de lo que en ese momento se estaba desarrollando.

Desabroché los botones inferiores de su blusa, apartándola con mis manos de forma suave mientras mis labios se apartaban de los de ella. Mis ojos incursionaron curiosos su pecho semidesnudo y el brasier que cubría aquella zona nunca antes vista por mi curiosa mirada. Debía reconocer una cosa; había visto muchas cosas en mi vida, pero nunca una tan hermosa como Adhara. Su piel no solo era fina y pálida, sino también suave, y así lo corroboraba al momento de que las yemas de mis dedos recorrieron su cintura con delicadeza. ¿Y luego me preguntaba por qué no podía hablar? Simplemente estaba anonadado.


A legal kiss never worth as much as a stolen kiss.

Their Daring, Nerve and Chivalry set Gryffindors Apart:





avatar
James S. Potter
GRYFFINDOR
GRYFFINDOR

Mensajes : 918
Puntos de Canje : 34803
Fecha de inscripción : 16/03/2011
Localización : En Sortilegios Weasley.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lección #2: De mi nadie escapa {Adhara}

Mensaje por Adhara Rubinsen el Mar Abr 05, 2011 3:01 am

Las manos de James se deshicieron de mi camisa dejando mi torso semidesnudo, su mirada logró que la adrenalina en mi cuerpo se disparara a niveles inimaginables, "el placer de lo prohibido", así lo llamarían muchos pero ese fuego que me estaba quemando debía ser apagado a la brevedad.

Sin embargo, mi mente me alerto de algo, que estaba pasando por alto, "todo lo que se presenta demasiado fácil, termina demasiado fácil". Y yo no iba a permitir que esa persona frente a mí que me hacía hervir la sangre a punto de ebullición, se perdiese con facilidad, tenía que actuar y rápido, me encantaba tentar a la suerte, y sin conocer demasiado a James, podía ser que eso no hiciera más que enfurecerlo o en caso contrario, dejarlo probar el encanto de lo difícil.

Mis labios buscaron los suyos con desesperación dejando una mordida no demasiado fuerte, pero indicando que mantenía la situación bajo control, mientras mi cuerpo se pegaba más al suyo, mi falda se subió al punto de quedar por encima de mis caderas cuando me deslicé con gracia desde la mesa del profesor hasta quedar de frente a James, parada sobre la punta de mis dedos mis manos se abrieron paso entre sus cabellos y lo gire suavemente quedando él arrecostado a la mesa donde había estado sentada hace unos segundos.

Mis labios se separaron con dificultad de los suyos, y me pare correctamente mientras mis manos se deslizaban por su torso que no hacía más que provocarme a besarlo a cada centímetro. Respiré fuertemente, mientras daba un paso hacía atrás. -Debo irme- Dije mientras con mi varita le indicaba a mi camisa y túnica para que regresaran a mi mano, di dos pasos más hacia atrás. -Mis amigos deben estarme buscando- Eso no estaba para nada lejos de ser verdad, pero solo quería demostrar que no cedería tan fácil a su natural encanto.

Era dificil mantenerse inteligente, cuando delante de tí estaba alguien que te enloquecía de esa manera, pero debía hacer que mantuviera todo ese interes en mí y solo de esta manera lo lograría, tentandolo contra su propio ego, de una chica que podía estar sumida en la desesperación de ser suya a una que podía simplemente pasar de ese momento y huír. Era el momento de probar la valía y terquedad de James, invitandolo a jugar bajo mis reglas, solo para intensificar el momento al punto que cuando se diera lo que tuviera que darse, fuera lo más placentero del mundo.

Y no solo él, estaba rehusandose a satisfacerse, sino que el hecho de alejarme, y finjir que podía controlar mi deseo, me hacía entrar en un nivel de desesperación, lo único que deseaba era lanzarme a sus brazos y ahogarme en sus labios, para luego poder entregarnos a esa pasión, pero no por ahora. Gire sobre mi propio eje intentando abrir la puerta sin poner demasiado esfuerzo. -¿Me abres?, de veras tengo que irme- Aquella frase encerraba el misterio, de saber si me dejaría ir sin más, ante lo cual lo haría, pero si no me dejaba salir entonces el juego se tornaría más y más interesante.





Somos perfectos, no temas pensarlo
Spoiler:
avatar
Adhara Rubinsen
SLYTHERIN
SLYTHERIN

Mensajes : 608
Puntos de Canje : 35010
Fecha de inscripción : 22/03/2011
Localización : Donde menos lo esperas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lección #2: De mi nadie escapa {Adhara}

Mensaje por James S. Potter el Miér Abr 06, 2011 8:46 am

Cuando uno creía que tenía todo bajo control, siempre aparecía el factor x que te recordaba que no todo es lo que parece, y que nada es como te lo pintan. Adhara parecía ser, al igual que yo, una chica pasional, que se dejaba llevar por los impulsos, o así lo demostraba al sentirla buscar mis labios con desesperación, los cuales se aferraron a los de ella mientras parecía tratar de incorporarse. Me dejé llevar por sus besos y me entregué completamente; Error, James Sirius Potter, error. De un momento a otro me vi acorralado y sobre el mesón del profesor, para luego sentir como Adhara se llevaba mi última gota de aliento en sus labios que se alejaban sin retorno de los míos.

No van a creer ésto. No se si es idea mía o qué, pero Adhara me estaba RECHAZANDO, o eso es lo que parecía, pues aún no podía pensar con tanta lucidez luego de lo sucedido. Mi respiración, notoriamente agitada se tranquilizó poco a poco, con mucho esfuerzo, mientras mi mirada demostraba una clara expresión de asombro e incomprensión. ¿Acaso hice algo mal?. No, imposible, yo jamás hacia las cosas mal. La vi coger sus pertenencias anonadado y sin saber bien qué pensar o como reaccionar. Mi respiración retomó su curso normal y mi pecho dejó de agitarse mientras mis labios se cerraban nuevamente, ya solo el oxigeno entraba por la nariz, como era correcto.

Sus últimas palabras me hicieron salir de mi letargo. Aún seguía algo confundido con la situación. ¿En qué momento había terminado encerrado en una de las Aulas con una Slytherin y encima la mejor amiga de Cassandra? Eso era una completa locura. - Como quieras... - musité no muy convencido de mis palabras pero fingiendo que lo estaba. Me aproximé con porte hasta ella, que sostenía su túnica y camisa entre sus manos. Me detuve a su lado, acorralándola entre la puerta y mi torso desnudo. Alcé mi varita que seguía fija en el bolsillo de mi pantalón. - Rapsodio - musité logrando que el candado se abriera. - Alohomora - añadí, retirando el hechizo que protegía la puerta. Ya todo estaba listo, y ella podía dejar la habitación si lo deseaba. No iba a negarselo hasta que estuviera completamente segura de hacerlo, y para mi sorpresa la chica iba en serio, pues no dudo ni dos segundos en girar la perilla de la puerta, la cual comenzó a abrirse logrando que el viento del exterior que se mezclaba en los pasillos entrara por la habitación y una ráfaga que me erizó toda la piel, debido al contraste de temperatura.

Antes que la puerta se abriera lo suficiente para darle espacio a Adhara de que dejara la habitación mi palma se interpuso, haciendo presión en la puerta para volver a cerrarla completamente. - ¿Hablas en serio? - pregunté frunciendo el ceño. - ¿Estás segura? - murmuré ésta vez en una frase que terminó más como un susurro. La observé hasta mis dos marrones y brillosos ojos se incrustaron en los de ella. Adhara era una chica inteligente, y supuse que solo bastaría con mi mirada para transmitirle mis pensamientos. Si ella dejaba la habitación lo más probable es que algo como eso no se volviera a repetir. - Ésto es algo que no se da todos los días - me limité a comentar - Si te alejas por esa puerta... - mi mirada se apartó de sus ojos al igual que mi mano de la puerta, la cual observaba como si fuera el portal a una dimensión de la que nadie podría volver, y figurativamente eso es lo que era, pues yo no volvería a ver a Adhara en esas condiciones, o eso es lo que creía. - no volveremos a vernos y todo seguirá tal y como estaba antes, seremos dos completos desconocidos - añadí terminando mi frase. No solo seriamos unos desconocidos nuevamente, sino que tampoco tendríamos la oportunidad de saber qué hubiera pasado si...

Todo estaba en sus manos ahora, pues yo no iba a obligarla a hacer algo que ella no quisiera, no estaba en mi, yo simplemente no era así.


A legal kiss never worth as much as a stolen kiss.

Their Daring, Nerve and Chivalry set Gryffindors Apart:





avatar
James S. Potter
GRYFFINDOR
GRYFFINDOR

Mensajes : 918
Puntos de Canje : 34803
Fecha de inscripción : 16/03/2011
Localización : En Sortilegios Weasley.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lección #2: De mi nadie escapa {Adhara}

Mensaje por Adhara Rubinsen el Miér Abr 06, 2011 11:37 am

Y ahí estaba yo, con mis ojos clavados en su cuerpo, cuando me dijo que saliera si eso quería, aunque podía sentir como lo había descolocado por completo. Já eso haría me iría, al giriar el pomo y entreabrir la puerta, el viento choco contra mí haciendo que mi cabello se volasé alrededor de mi rostro. Mi mente para ese momento se había enfriado lo suficiente para pensar que James, era un niñito, que no sabía retener a una mujer, pero la puerta se cerró de golpe y ví su mano evitar que saliera, aún de espaldas sonreí para mi misma, amaba eso las sorpresas que tenía la vida constantemente, me giré en aquel pequeño espacio sintiendo como mi respiración se aceleraba de nuevo. Sus ojos se clavaron en los míos y solo pudé mirarlo mientras cada frase que saliese de su boca me hacía tomar la maldita decisión más difícil de mi vida.

Por un momento sentí como toda capacidad de jugar con la situación abandonaba mi cuerpo, James no toleraría uno de mis jueguitos de corre que te alcanzo, así que debía tomar la desición de irme y que esto fuera un vago recuerdo o entregarme en ese momento a la pasión como mi cuerpo me lo estaba pidiendo, me mordí los labios concentrada en cada una de sus frases, ¿Quién me entendía, no era eso lo que esperaba que sucediera?, ¿Entonces por que sus palabras me hacían considerar todo una y otra vez?. Mi parte Sly me decía que no podía dejar pasar la oportunidad de celebrar que le había dejado con las ganas de tenerme, pero era una mujer y mi cuerpo me suplicaba que regresara a sus labios para dejarme llevar hasta el final.

Si lo que deseaba era probarle que estaba ahí por que así me lo deseaba y no por su encanto, ya lo había logrado, si en cambio lo que quería era dejar claro que no estaba enamorada de él como había dicho antes, también había quedado claro. Pero no podía soportar más aquello, el hacer de cuenta que no deseaba estar en sus brazos cuanto antes.

Abrí mi boca despacio esperando a que mi voz sonara segura. -¿Podrías...seguir como si nada de esto hubiera pasado?- No lo deje responder, pegué mi cuerpo al suyo mientras mis manos por fin volvían a acariciarlo. Mi mente me advirtió que hasta ahí llegaba ella con ese juego, cedería a lo que el cuerpo así deseara. -Puedo sentirlo y se que tu también, vamos no somos niños- Mis labios se acercaron a su pecho suavemente besando algunas partes de él, no sabía si después de esto iba a poder seguir articulando con coherencia, pero debía aferrarme a aquella pequeña luz de conciencia. -Se que me deseas, como yo a tí-

Mi respiración seguía endemoniadamente acelerada, cada una de sus palabras me habían demostrado que dar un paso atrás sería el final, y jamás se puede abandonar un juego hasta a ver disfrutado de el al máximo, sonreí levemente mientras dejaba caer mi camisa y la túnica volteandome hacia la puerta. -Fermaport- Ese hechizo por sencillo que fuese, significaba que me quedaría, significaba que seguiría adelante con lo que tenía que pasar, e involucraba el deseo que tenía en ese momento, sonreí restandole toda la importancia a lo que había pasado con anterioridad, mientras me acercaba una vez más a sus labios con sutileza, pero el solo hecho de sentir tan cerca su aliento, era una manera sencilla de perder la razón.

Y esta vez me dejaría arrastrar por todo lo que sentía, sin más juegos, sin más líos, era hora de dejarse llevar por la pasión, por que esa era la verdadera Adhara una persona demasiado pasional como para perder el momento, además debía aceptar interiormente que jamás aceptaría el hecho de solo olvidar ese momento, el de mirar a James como un total desconocido y sabía que ambos por orgullo podían hacer aquello, sin titubear.






Somos perfectos, no temas pensarlo
Spoiler:
avatar
Adhara Rubinsen
SLYTHERIN
SLYTHERIN

Mensajes : 608
Puntos de Canje : 35010
Fecha de inscripción : 22/03/2011
Localización : Donde menos lo esperas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lección #2: De mi nadie escapa {Adhara}

Mensaje por James S. Potter el Vie Abr 08, 2011 5:49 am

El mundo gira y gira, y con ello la vida da muchas vueltas. Si había algo que amaba de la vida, además de la libertad, era esa constante incertidumbre de lanzarte al vacío y no saber qué pasará. Por eso es que me gustaba actuar con impulsividad, porque los actos impulsivos, a pesar de ser los más arriesgados, eran, irónicamente, los mejores recibidos y los que traían más beneficios. Ni siquiera pensaba en lo que estaba haciendo, simplemente lo hacía, aunque quizás meditando previamente cualquier palabra, pero éstas mismas salían disparadas sin poder controlarlas lo suficiente. Mi mente trabaja rápido, pero mi boca aún más.

Fuera como fuera Adhara había hecho una pregunta que me descolocó unos instantes. No tuve tiempo de responder, y no porque ella se adelantara y se acercara a mi depositando cálidos y húmedos besos en mi pecho, sino porque simplemente me había quedado dando vueltas y medité la respuesta más de lo necesario. ¿Qué es lo que pretendía? Sé que le había dejado las cosas claras, pero no sabía como asimilarlo. - ¿Estás segura? - pregunté. Hasta para mi la pregunta fue estúpida, y el hechizo que conjuró me dio la respuesta que obviamente no era necesaria decirla en voz alta. Estaba segura. ¿Pero qué era lo que pasaba por su cabeza?. Si bien yo no mentía al decir que si dejaba la habitación en ese momento no volveríamos a hablarnos, tampoco aseguraba que si se quedaba lo haríamos. ¿Qué es lo que ella querría? ¿Que nos dejáramos llevar de todos modos y no volviéramos a hablarnos, o conseguir dejar algo en mi para que no pudiera olvidarla?

No estaba seguro de absolutamente nada en ese momento, pero si lo que quería era confundirme ya lo había conseguido. - Que carajo. - negué con la cabeza apartando todas mis dudas, ya nada importaba. Estábamos ahí y no teníamos más opciones. Si la dejaba ir lo más probable es que no la volviera a ver, y si nos dejábamos llevar lo más probable es que la magia durara menos de lo esperado. En ese momento solo tenía dos opciones, y obviamente en la segunda podría disfrutar de una tarde bastante acogedora con Adhara. No había por donde perderse, ¿o si?. No, no había por donde perderse...

Sonreí, satisfecho, y me abalancé contra Adhara que había dejado caer su blusa y túnica al suelo, entregándose a lo inminente. Si lo meditaba bien, Adhara sería la segunda chica con la que estaría, y como la primera fue un tanto "extraña", la hacia igual de relevante, aunque tratándose de mi tampoco me perdería en ello. Había salido victorioso de mi primera vez sin desear su cuerpo para una segunda. ¿Por qué ahora sería distinto?. Mis manos se escurrieron entre su falda, y mis dientes atraparon su labio inferior tirando de él hasta más no poder para luego atrapar su boca en un apasionado beso que descontroló todos mis pensamientos anteriores. Si, definitivamente esa era la opción correcta. Un suspiro salió de mi boca al sentir mi respiración agitarse. Una de mis manos se coló hasta más no poder por su falda y acaricié el borde inferior de las bragas de Adhara, introduciendo mi dedo por él y comenzando a correrlo y tirar de ella con el mismo. Acariciando aquella zona de su glúteo con mi uña, mientras, mi otra mano se apartaba de debajo de su falda para recorrer su silueta y perfecta figura, aferrándose a su piel como si quisiera entrar en ella. Mi mano ascendió y hasta posarse en su cuello, el cual levanté retirando mis labios de los suyos, para luego morderlo ejerciendo la presión necesario para no lastimarla, solo causarle placer. La lección dos estaba completa, sería hora de avanzar al siguiente nivel.


A legal kiss never worth as much as a stolen kiss.

Their Daring, Nerve and Chivalry set Gryffindors Apart:





avatar
James S. Potter
GRYFFINDOR
GRYFFINDOR

Mensajes : 918
Puntos de Canje : 34803
Fecha de inscripción : 16/03/2011
Localización : En Sortilegios Weasley.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lección #2: De mi nadie escapa {Adhara}

Mensaje por Adhara Rubinsen el Mar Abr 12, 2011 2:25 pm

Al besar su pecho, lo sentí ausente, probablemente estaría meditando el porque de mi comportamiento, aquello me hizo sonreír, jamás podía entenderme si solo me comparaba con otra chica, yo era un caso especial, siempre lo había sido, era diferente a todas las demás y si el analisis se hacía por las demás con las que había lidiado estaba perdido. Su expresión me demostró que estaba descolocado, eso me encantaba dejar la duda en los hombres, muchos volvía luego en plan: oye aquella noche dijiste... y esa confusión era adorable, más cuando yo la había producido.

Susurré algo suavemente algo solo para mí, mientras sentía sus manos recorrer mi cuerpo y un suave gimoteo salió inconscientemente de mi boca, mientras mis manos se deshacían de su cinturón con facilidad dejandolo caer junto a lo demás, que ya estaba en el suelo, llevé mi mano hasta la orilla de mi falda dejando la varita en la mesa más cercana. Mientras me soltaba de sus labios no sin antes lástimar mis labios un poco al soltarme de sus dientes, mientras mis labios empezaban a recorrer su cuerpo, bajando suavemente hasta sus caderas, aquella parte tan hermosa en el cuerpo varonil, y pase la lengua por ellas, mientras conducía con mis manos sus pantalones hasta abajo y subí de nuevo pasando mi lengua por sus piernas hasta llegar a su abdomen y sonreí. -Listo- Dije como si fuese un principiante en aquello, siempre solía intentar que no fuese algo fácil de olvidar, siempre me gustaban las mejores segundas veces.

Ante su silencio, lleve las manos al broche de mi falda soltandolo con rápidez, mientras la falda resbalaba suavemente por mis piernas, saqué una pierna y con la otra empujé hacia atrás la falda. Otra sonrisa se dibujo en mi rostro, aunque siempre había sido flacucha y pequeña, nunca había visto una mirada desaprobatoría en los rostros masculinos, me mordí los labios suavemente para que mis manos volaran de nuevo a su rostro para atraparlos en un beso pasional.

De pronto una ventana se abrió de golpe, como anunciando que la tempestad estaba por empezar, ella rebotó fuertemente contra la pared y ante tal susto, una risa nerviosa afloró en mi rostro, levemente se transformó en una carcajada, mientras me ocultaba en el pecho de James, aquello me había dado un golpe más fuerte de adrenalina, esa sensación de poca privacidad, dejé de sonreír suavemente mientras lo besaba mordiendole los labios, aliviada.





Somos perfectos, no temas pensarlo
Spoiler:
avatar
Adhara Rubinsen
SLYTHERIN
SLYTHERIN

Mensajes : 608
Puntos de Canje : 35010
Fecha de inscripción : 22/03/2011
Localización : Donde menos lo esperas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lección #2: De mi nadie escapa {Adhara}

Mensaje por James S. Potter el Jue Abr 21, 2011 7:06 am

Ni cuenta me di cuanto mis pantalones ya estaban en el suelo y Adhara a mis pies. Así es señora y señores; Adhara Rubinsen estaba inclinada a mis pies lamiendo mis piernas. ¿Pero ustedes creen que le tomé la importancia que merecía? Bueno, la importancia si la tomé, pero no de la manera que esperaría en una situación como esa, pues la situación más que gratificante era excitante. El libido siempre le ganaba a la razón en mi caso; Siempre. Retiré mi pantalón empujándolo con mis zapatos hacia el lado y luego puse un pie en el talón del otro para retirar ambos zapatos con el mismo procedimiento, mientras ella soltaba su falda de forma fugaz. Su cuerpo, núbil y bien formado, logró que mis labios se entreabrieran levemente ante tal espectáculo. Si bien Adhara no era una chica de curvas pronunciadas, tenía sus partes más que bien puestas, y nada que decir con su perfecta silueta, lo justo y necesario para volver loco a cualquiera.

¿Cómo es que de lo que comenzó con una simple broma a un niñito de papi Slytherin terminó así? Ahí estaba yo, semidesnudo, cubierto solo por mis bóxers negros, y en frente de mi una hermosa chica, Slytherin, con una figura que cualquiera desearía entre sus brazos, y lo mejor de todo es que estábamos en igualdad de condiciones solo cubiertos por la ropa interior. Un estruendo a mis espaldas me alertó y volteé mi rostro con aquella sensación de haber sido descubierto. Al ver que solo era una ventana que se había abierto por el viento la expresión de mi rosto se relajó completamente, vaya susto había pasado, y yo que pensaba que jamás pasaba sustos. Reí junto a Adhara y posé mis manos en su rostro. Poco a poco las risas fueron cesando y mi mirada se centró en ella. Tenía razón, la deseaba, pero si quería que algo pasara antes debía confesarle un par de cosas, pues siempre me gustaba dejar las cosas claras. Deposité un cálido beso en sus labios a ojos cerrados, disfrutando de la hiel de su boca mezclarse con la mía. Me separé lentamente y le di la espalda. Caminé hasta el otro extremo de la habitación, pasando por el escritorio del profesor y cerré las ventanas que se habian abierto.

- Adhara, yo... antes que nada, necesito explicarte algo - señalé mientras cerraba las ventanas y giré sobre mi eje, apoyando mis manos en el borde del ventanal, observando como se acercaba lentamente con aquel andar sutil que le caracterizaba. Necesitaba decirle lo que había pasado con Cassandra, pues tenía claro que ella era su mejor amiga y también sabía que si llegaba a pasar algo entre nosotros no sería correcto que ella no lo supiera. O mejor dicho necesitaba saber si ella ya lo sabía, pues me sentiría traicionándola no solo a ella, sino también a Cassandra. Si ella me confirmaba que lo sabía, entonces supondría que era un tema más que superado para Cassie y podría seguir sin detenerme, al menos hasta saciar mi libido. - Quiero dejar las cosas claras - añadí, apartándome de la ventana mientras me aproximaba a ella. Ambos detuvimos nuestros pasos junto al escritorio del profesor. Yo rodeé éste mismo y me senté en la silla, la cual era mucho más amplia y cómoda que todas las demás, además de suave. - Es sobre Cassandra - culminé alzando mi mirada hasta ella, mientras me mecía en la silla. Si quería que ésto pasara no le mentiría ni guardaría temas relevantes que luego pudieran malinterpretarse.

Off: Disculpa la demora Addy Sad Prometo que los próximos post no fallaré tanto ._.


A legal kiss never worth as much as a stolen kiss.

Their Daring, Nerve and Chivalry set Gryffindors Apart:





avatar
James S. Potter
GRYFFINDOR
GRYFFINDOR

Mensajes : 918
Puntos de Canje : 34803
Fecha de inscripción : 16/03/2011
Localización : En Sortilegios Weasley.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lección #2: De mi nadie escapa {Adhara}

Mensaje por Adhara Rubinsen el Miér Mayo 11, 2011 5:05 am

Me encantaba aquella manera que tenía Potter de mantener la situación bajo un leve control, no era momento de hacer bromas y ambos lo sabíamos mi cuerpo se estremecía cada vez que con un leve tacto rozaba con el suyo, no estaba muerta y mi cuerpo se daba cuenta de eso, las estupideces de las casas y demás, en ocasiones solo se esfumaban, dejando paso a unas alocadas hormonas que tal vez y solo tal vez aprenderían a controlarse con el tiempo.

Un suave beso anunció que se separaría...¿Quien entiende a los hombres?, aunque aquel beso me tomó por sorpresa por que sería uno de esos que se le da a alguien a quien se le tiene un leve aprecio, mientras el se alejaba toqué mis labios que estaban levemente humedecidos por tanta pasión que se había desbordado, la ventana fue cerrada por él, mientras rodeaba el escritorio del profesor. Lo escuché hablar y rodé los ojos suavemente. -¿Quién dice que merezco explicaciones James?- Yo me había acostumbrado a tener "no-relaciones" donde las personas no debían explicaciones, ni demás tonterías que una chica normal exigiría, no tenía un interés de casarme con Potter por lo que darme explicaciones, no me parecía apropiado.

Pero cuando mencionó el nombre de mi mejor amiga mi sangre se heló por un segundo. -No Potter, a ver tus enrredos y discusiones con Cassandra me tienen sin cuidado, casi tanto como si salimos de aquí y no volvemos ni a mirarnos- Para nadie era un secreto que Cassie y Potter, tenían una extraña relación de amigos hoy, te odio mañana, y en parte me había hartado de estar en medio. -Mira Cassie es mi mejor amiga, pero lo que haya entre tú y ella no es de mi incumbencia- Levanté los hombros con una sonrisa de lado, nunca habíamos logrado hablar como ahora, como si tuvieramos una cuasi-amistad, miré levemente hacia su rostro por primera vez.

-Aunque hablar de mi mejor amiga, es una muy buena manera de cortarme el rollo- Dije con una leve carcajada, sabía bien que si dejaba enfriar mi mente y mi cuerpo luego no cedería tan fácil al hecho de besar a Potter ni siquiera de tocarlo, por que sentía de algún modo que el estar cerca de él, era una traición hacia Scorpius y hacia Albus, por que ambos lo detestaban. Y Al era técnicamente mi mejor amigo y Scor bueno Scor era Scor y punto.

Me incliné levemente hacia adelante desde el otro lado del escritorio del profesor. -¿Quieres seguir hablando de mis amigos?- Siseé suavemente mientras le guiñaba el ojo. -Por que en tal caso podemos hablar mejor de los tuyos, que al fin y al cabo estan más buenos- Bromeé levemente, esperando alguna reacción si seguía hablando siempre podía traer un juego de té y hablar amenamente. Claro sarcasmo por supuesto.





Somos perfectos, no temas pensarlo
Spoiler:
avatar
Adhara Rubinsen
SLYTHERIN
SLYTHERIN

Mensajes : 608
Puntos de Canje : 35010
Fecha de inscripción : 22/03/2011
Localización : Donde menos lo esperas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lección #2: De mi nadie escapa {Adhara}

Mensaje por James S. Potter el Jue Mayo 19, 2011 7:40 pm

- no, pero... - mis palabras y explicaciones solo se veían interrumpidas por las de Adhara. Aunque gracias a Merlín la chica fue lo suficientemente convincente como para hacerme callar de una buena vez. Tenía claro que si comenzaba a hablar de lo que había pasado con Cassie ése verano aquella "cálida" tarde de invierno culminaría antes de lo esperado. Lo más curioso, fue que, a pesar de sus palabras y la forma en que se refería a Cassandra y a mi, la sentí más "próxima", más abierta o quizás hasta más confiable. Como si lejos de estar hablando con "la amiga de Cassandra" estuviera hablando con una propia. Fue ahí cuando caí en la cuenta que estaba hablando con la verdadera Adhara, no la enamoradiza Slytherin y mojigata, sino la directa, astuta y sincera Addy.

Asentí sonriendo a ojos cerrados. Lo comprendía, y entendía cada uno de sus puntos de vista. ¿En qué estaba pensando cuando quise contarle lo sucedido con la rubia?. De seguro no era lo que le importaba obtener de mi, al menos no en ése momento en que estábamos casi desnudos. Me causaba gracia, pero mi sonrisa se desvaneció cuando se refirió a MIS amigos, o mejor dicho a la manera en que se refirió a ellos. - Ni lo pienses, Adhara - musité poniéndome de pie de un brinco y atrayendo su rostro desde su nuca, del otro lado del escritorio. Mi lengua irrumpió en su boca con tal posesión que parecía que aquella chica fuera mía y solo mía. La atraje hasta mi y sin separar mis labios de los suyos la arrastré hasta sentarme nuevamente en la silla del profesor, pero ésta vez con ella sobre mis piernas. Sentir su piel rosar la mía fue una experiencia que me erizó la piel al instante. Un gemido, cálido, escapó de mis labios y mi mano que seguía en su nuca se enredó con lujuria acumulada entre sus manos.

No sabría decir si Adhara puso o no resistencia. Pues la pasión que me envolvió fue tal que no quise dejarla escapar ni tampoco le di tiempo de hacerlo. Si se había enfriado no me preocupaba, pues sabía muy bien como lograr que su temperatura corporal se adecuara a la mía nuevamente. Separé mis labios de los suyos y lamí el lóbulo de su oreja dejando escapar mi cálido aliento a la vez sobre ésta. - ¿En serio se te ha cortado el royo? - pregunté, con un tono susurrante y seductor, quizás hasta algo agitado de sentir su trasero sobre mis piernas. Las yemas de mis dedos acariciaron su espalda, sintiendo la textura de su piel y el calor de la misma mezclarse con la mía. Su piel era cálida, éso era claro, pero eso tampoco significaba mucho si de Adhara se trataba. Aveces las apariencias engañan.


A legal kiss never worth as much as a stolen kiss.

Their Daring, Nerve and Chivalry set Gryffindors Apart:





avatar
James S. Potter
GRYFFINDOR
GRYFFINDOR

Mensajes : 918
Puntos de Canje : 34803
Fecha de inscripción : 16/03/2011
Localización : En Sortilegios Weasley.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lección #2: De mi nadie escapa {Adhara}

Mensaje por Adhara Rubinsen el Vie Mayo 20, 2011 6:26 pm

Al fin Potter se había callado, y había logrado molestarlo con los comentarios acerca de sus compañeros, eso confirmaba la regla de que todos los hombres aunque no tuvieran una relación con ellos siempre siempre se cabreaban cuando hablabas de otro hombre, tal vez por el hecho de que les gustaba creer que eran los únicos capaces de lograr que una mujer se sintiera completa y feliz, cosa en la que jamás pensaba en realidad, aquello había sido solo una manera de mandar a callar a James, antes de que pudiera reirse de sus celos sin razón, hasta que sentí sus labios entrar en contacto con los míos y mientras cerraba los ojos me deje guiar hasta sus piernas, en las que sin duda tome asiento de inmediato en sus piernas frente a él mientras sentía como sus manos se metían entre mi cabello mientras las mías dejaban caricias en su pecho, cuando hizo aquella molesta pregunta una de mis cejas se enarcó, mientras me separaba de su pecho. -Bastante me lo cortaste pero ya olvide con que- Acepté a sabiendas de que eso incrementaría su ego, pero ¿Como podía negarle la verdad a un chico que suspiraba de ese modo en mi oído?, y no era cualquier chico, era justo James prohibido Potter, por lo que mi capacidad de pensar estaba aún más nublada, mis manos empezaron a descender desde su pecho hasta la parte baja de su cuerpo sin llegar a tocar nada, por ahora.

Me alejé por unos segundos, aún con sus labios aprisionados en los míos, mordisqueando su labio inferior, me apoye en la orilla del escritorio del profesor mientras subía uno de mis pies -que aún tenía las botas colocadas- en medio de su entrepierna. -Bien James, es hora de tomar una decisión dificil- Dije mientras mis ojos se clavaban en los suyos, de verdad necesitaba ayuda antes de tomar una decisión, proseguir -Y acabar con todo el deseo de lo inesperado, que aunque no me importaría con nadie más, James siempre me había parecido un imposible- o detenernos y soñar con lo que pudo ser ese día, claro que mis hormonas de adolescente me suplicaban por terminar de una maldita vez la tortura de tener que seguir filtreando y entregarme a lo que ellas me pedía, pero mi cerebro me gritaba que hasta ahí llegaría todo ese fuego, aunque tampoco estaba segura de que sería bueno continuar sintiendo aquello, cada vez que lo viera, y tener que morderme los labios en silencio, mientras recordaba que pudo haber sido y por mis estupidas preguntas no había pasado. -¿Quieres que prosigamos o nos detenemos, aún estas a tiempo de correr?- Dije mientras mi pie se movilizaba suavemente acercandose tentadoramente a su entrepierna, con una sonrisa en mi rostro, mientras me mordía los labios.

-Y ni se te ocurra devolverme la pregunta Potter, tu eres más experimentado en esto- Sonreí mientras volvía junto a él empezando a besar su cuello, mientras dejaba aquella pregunta en el aire, esperaba que me dijera cuanto antes, por que sinceramente mi capacidad de analisis estaba llegando a su fin, y mi cuerpo estaba demasiado entrado en calor tras tantos "juegos de preambulo", jamás en mi vida, había tardado tanto para consumar un acto, con Nadie, así que se diera o no, esta tarde junto a James Potter nunca la olvidaría.





Somos perfectos, no temas pensarlo
Spoiler:
avatar
Adhara Rubinsen
SLYTHERIN
SLYTHERIN

Mensajes : 608
Puntos de Canje : 35010
Fecha de inscripción : 22/03/2011
Localización : Donde menos lo esperas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lección #2: De mi nadie escapa {Adhara}

Mensaje por James S. Potter el Jue Jun 09, 2011 7:35 am

Arrugué mi mejilla y mostré mis dientes cual león excitado mientras ella se separaba de mi. Su pierna se posó en la silla, entremedio de las mías, y mis labios recorrieron con besos toda su extensión, por lo menos hasta que la escuché hablar. Separé mis labios de su pierna, pero sin separar mis manos que la sostenían por debajo y el muslo. La observé detenidamente mientras esperaba expectante su pregunta...

¡¿Qué demonios estaba preguntando?! ¿Acaso estaba loca? Después de todo el maldito espectáculo que por ambas partes habíamos montado pensaba que podría siquiera pensar en la posibilidad de irme y dejar ésto a medias. Justo cuando iba a contraponer su pregunta con otra, al puro estilo Potter, ella me detuvo advirtiéndome que no lo hiciera. Una sonora carcajada brotó desde mi interior y hasta un lagrimón quiso salir de mi ojo derecho. - Ay... - suspiré entre risas y me centré nuevamente en ella. ¿Era idea mía o ya empezaba a conocerme? O quizás yo era más popular de lo que pensaba en el colegio. Fuera como fuera ella preguntaba y quería una respuesta concisa.

Sus labios recorrieron mi cuello, por lo menos hasta antes de reírme a carcajadas. - De mi nadie escapa, Adhara Rubinsen, nadie - aseguré separandola nuevamente para que volviera a sentarse sobre el escritorio. - Ni loco dejaría ésto a medias, cariño - añadí mientras retiraba sus botas, las cuales habían quedado sobre la silla, entre mis piernas nuevamente. Ambas cedieron y me puse de pie atrapando entre mis manos sus glúteos sobre el mesón. Mis labios las buscaron nuevamente en un apasionado beso. Ya las cartas estaban sobre la mesa, solo restaba seguir el juego hasta terminarlo. Quien diría que lo que empezó como una inocente actuación terminaría en algo tan real como ésto.

Mis manos subieron por su espalda y mis dedos se centraron en retirar aquella única prenda que cubría sus firmes pechos. Con presteza lo consiguieron, y diría que fue la primera vez que lo hice a la perfección. No obstante su brasier no calló totalmente, pues se quedó sostenido entre mi pecho y el suyo. Separé mis labios de los suyos, precisamente para separar también mi pecho y dejar que su brasier cayera, ayudado de un leve movimiento de sus hombros, dejando a la vista sus senos sostenidos ésta vez por la nada misma, cayendo levemente producto de la gravedad, pero firmes y núbiles. Mi mano derecho retiró dicho sostén completamente y luego mis dedos se centraron en acariciar la zona baja de sus senos, aquella curva que logró pronunciarlo aún más al levantarlo levemente en una caricia. No solo su pecho se pronunció por la presión, sino también sus pezones. Mordí mi labios sin apartar la mirada de dichas protuberancias, deseoso por pasar mi lengua por ellos.


A legal kiss never worth as much as a stolen kiss.

Their Daring, Nerve and Chivalry set Gryffindors Apart:





avatar
James S. Potter
GRYFFINDOR
GRYFFINDOR

Mensajes : 918
Puntos de Canje : 34803
Fecha de inscripción : 16/03/2011
Localización : En Sortilegios Weasley.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lección #2: De mi nadie escapa {Adhara}

Mensaje por Adhara Rubinsen el Vie Jul 29, 2011 4:06 am

Lo observé detenidamente mientras hablaba, claro que no, no quería escaparme era una de esas tentaciones que no puedes rechazar, que cada momento de mi vida recordaría con una sonrisa en los labios, pasaría una vez, solo una pero sería suficiente para calmar la necesidad de tocar sus labios, de conocer su cuerpo, de recorrerlo con mis manos, que maldito sea ese gen Potter, que ahora entendía mejor que nadie.

Cuando se puso de pie, sentí esa sensación cálida en mi pecho de lo que estaba a punto de suceder, mi sostén cayo suavemente por mi cuerpo hacia el suelo junto con todo el resto de ropa que parecía sobrar en este mundo paralelo, donde una Slytherin podía tener un ardiente encuentro con un león, mis manos viajaron atrapando su cuello. -Como si alguien intentará escapar James- Mi voz sonó como un ronrroneo suave, mientras mis piernas se cruzaban suavemente por sus caderas atrayendolo más hacia mí, la sensación de mi piel completamente desnuda atrapada entre la suya, era algo trágicamente doloroso y a la vez ardiente de explicar, no había una explicación lógica para aquel momento y no quería encontrarla.

Un beso suave y apasionado atraparon sus labios que se mordían suavemente ante la visión de mi cuerpo desnudo, que el diablo mismo me llevará pero después de eso, mis manos se deslizaron suavemente por su cuerpo, centrandosé en acariciar algunas partes de su anatomía que acabarían disparando todos los impulsos de su cuerpo, mis labios buscaron bajar suavemente por su mentón, no sin antes dejar un mordisco en esa parte tan masculina, continuaron descendiendo suave, era como si al contacto con mis labios, su piel ardiera en esa área o así se sentía.

Mis labios empezaron a besar su cuerpo desnudo, mientras mis manos acariciaban cada rincón de su cuerpo de manera apasionada, me libere suavemente de sus manos apenas para agacharme besando su torso, descendiendo de manera peligrosa hasta su abdomen que era firme, sólido gracias al quidditch supusé, al llegar cerca de su ombligo mis ojos se levantaron en la búsqueda de la aprobación para el siguiente paso, mientras mi cuerpo femenino empezaba a reaccionar demasiado rápido a aquel dulce refrigerio que Potter me ofrecía.





Somos perfectos, no temas pensarlo
Spoiler:
avatar
Adhara Rubinsen
SLYTHERIN
SLYTHERIN

Mensajes : 608
Puntos de Canje : 35010
Fecha de inscripción : 22/03/2011
Localización : Donde menos lo esperas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lección #2: De mi nadie escapa {Adhara}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.