Fiesta en Beneficio por las Familias Afectadas por los Ataques {Solo Adultos}

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Fiesta en Beneficio por las Familias Afectadas por los Ataques {Solo Adultos}

Mensaje por Hermione J. Weasley el Sáb Mayo 07, 2011 8:06 am

Reglas del Post:
-No hay orden de post, pero cada usuario deberá esperar que al menos contesten tres pjs antes para volver a hacerlo y así evitar que la conversación se centre solo en dos personas. Por ejemplo: Postea Hermione, luego Ron, Harry, Ginny, y Hermione podrá volver a postear.
-No se pueden manejar otros pjs cannon como tal, a menos que aún no estén registrados.
-Antes de cada post se deberá destacar al inicio de éste el nombre de los pjs con los que se interactue para que no hayan mayores enredos.
- TODOS deberán ir disfrazados a la fiesta.
-Y la ultima regla y la más importante: Divertirse.
Sabado 13 de Octubre// Ocho de la Noche.
El Ministerio y su entrada estaban guarnecidos para la maravillosa ocasion, donde las figuras mas ilustre de la Comunida Magica se reunirian para ayudar a las Familias Afectadas con los ultimos ataques a traves de sus donaciones.
Hermione Weasley, quien nunca habia gozado de organizar dichos eventos, habia sido nombrada la Jefa al respecto, sin posibilidad de replica. Seria ayudada por otras damas importantes, como eran Ginny Potter, Astoria Malfoy y Daphne Nott, mas las opiniones contrapuestas y las batallas ridiculas por la cristaleria mas adecuada le habian ocasionado muchos dolores de cabeza. Era por ello que habia pasado toda la semana entre muestras de manteles, reposteria, bandas, y otra infinidad de detalles que la tenian vuelta loca. Penso que no lo lograria, pero su testarudez la obligo a seguir adelante a pesar de que la esquela de las invitaciones no fueran del color que deseara, y que los fuegos artificiales se hubiesen perdido, obligandole a comprar un nuevo arsenal. Nunca imagino que dedicarse a esas cosas era tan dificil. Y pensar que a veces se quejaba de su maravilloso trabajo... ese trabajo que ahora era una montaña de papeles acumulados por su dejacion de toda una semana.
Como organizadora del evento no tuvo tiempo para buscar un disfraz. Asi que le pidio a su esposo que le buscara uno. Cual seria su sorpresa que al ir hacia el baño a cambiarse, pues no pretendia dejar solo el Ministerio mientras se hacian los ultimos arreglos, se encontro con que Ron habia decidido que verla de una heroina de pelicula le vendria perfecto. Por un segundo casi le manda un vociferador regañandolo por su eleccion, pero un problema habia surgido con los postres, asi que se vio obligada a seguir con los detalles que quedaban ataviada en ese traje de latex para nada comodo ni pertinente al asunto.
La hora de la invitacion se hacia escuchar por el ring del reloj. Las puertas del Salon del evento eran abiertas, y la balada suave de la banda de Brujos Orquestales que habian contratado se hacia escuchar. Las mesas envueltas en manteles blancos con adornos dorados brillaban bajo la luz de las cientos de velas que iluminaban el salon. Los ramos de flores flanqueaban las entradas. Y los elfos domesticos contratados, todos vestidos de smoking, estaban preparados para recibir a los invitados.
Durante la cena el escenario del fondo seria ocupado por el animador de la velada, George Weasley, quien recibiria las donaciones dadas por las familias presente. A pesar de que en un principio se habia negado rotundamente a hacerlo, alegando que no se haria el lindo frente a un monton de cinicos, puristas y asesinos; al ver a Hermione tan colapsada - a Ginny amenazandolo- tuvo que acepar. "Quizas el disfraz es su venganza", penso Hermione Weasley sintiedo el peso de los zai en su cinto. Si, a Ron no se le habria ocurrido una idea tan despiadada sin ayuda alguna.
Y asi iniciaba una noche llena de magia y caridad en el Ministerio de Magia, con los canapes en las bandejas de plata y las copas listas para el champagne, en la cual Hermione Weasley esperaba ver como se desenvolvia esta nueva Sociedad Magica bajo el terror del regreso del caos.
Spoiler:
avatar
Hermione J. Weasley
Puesto en el Ministerio

Mensajes : 56
Puntos de Canje : 36160
Fecha de inscripción : 30/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta en Beneficio por las Familias Afectadas por los Ataques {Solo Adultos}

Mensaje por Jonathan Harker el Lun Mayo 09, 2011 6:02 am

13 octubre. Hora 20:00.

Había recibido con tiempo la invitación a la fiesta que estaba organizando el Ministerio. No era una fiesta como la que yo estaba acostumbrado y como se hacía en el mundo muggle, pero era algo parecida. Mi primer pensamiento fue no asistir, ya que hace poco me había separado de Teresa y no tenía mucho ánimo para asistir a semejante evento, pero lo pensé mejor y consideré que esta era una buena manera para conocer más gente y hacer relaciones dentro del mundo mágico, así que al final busqué un bonito disfráz, pero en el cual tampoco me vea ridículo y me fui para la fiesta.

Ese día me encontraba bastante nervioso, no sabía porque, pero seguramente algo pasaba aquella noche. Solo pensé que no sea algún ataque de los mortífagos durante la fiesta, ya que muchas cosas parecidas pasan justo en este tipo de fiestas, pero mejor pensar positivo. Me vestí elegantemente, con un hermoso y caro traje negro rayado y con una camisa azul oscuro. Me acomodé muy bien la corbata de un color oscuro, pero en tono al traje y a la camisa. Mis zapatos eran negros y por supuesto en tono con todo el atuendo, cogí mi antifáz y me dirigí a mi coche. Para ir hasta al Ministerio iría en coche y allí utilizaba la manera mágica de viajar.

Partí con tiempo, ya que la ciudad de Londres estaba bastante aglomerada y llegué enfrente de la entrada del Ministerio. Por supuesto que no era una entrada común y corriente, ya que los muggles no podían darse cuenta de lo que pasaba y era en ese lugar. Dejé mi auto estacionado cerca, pero de manera que nadie sospeche la razón del porqué aparqué mi auto allí, me bajé del coche y me dirigí a un lugar que era como una cabina telefónica muggle. Esa misma era la entrada al Ministerio. Esperé e hice todos los procedimientos necesarios y llegué hasta al piso donde se hacía la fiesta. Hay que mencionar que el elevador que llevaba a la gente a los pisos del Ministerio no era un elevador común y corriente que sube, sino que bajaba en la tierra. El Ministerio estaba en el subterraneo para que así los muggles no se pregunten que era eso.

Llegué a la fiesta y entré en la enorme sala que estaba adornada conforme con la fiesta. Todo estaba arrglado minusiosamente y con mucho cuidado por Hermione Granger que trabajaba allí mismo en el Ministerio. Por lo que noté, yo fui el primero en llegar a la fiesta, pero supuse que los demás no tardarían en aparecer. Pude notar en el fondo tambien, un lugar, en el cual se hacían los donativos. No me sentía muy bien, ya que no tenía ninguna pareja que me acompañara y pensé que en este tipo de fiesta esto era algo muy importante, pero aún así permanecí en la fiesta. Fui hasta adonde estaba Hermione y la saludé cortesmente. -¡Buenas noches!- Dije con mi voz gruesa y varonil, saludando a Hermione.

TRAJE:

ANTIFAZ:
avatar
Jonathan Harker
Profesor/a de Astronomía

Mensajes : 41
Puntos de Canje : 36364
Fecha de inscripción : 03/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta en Beneficio por las Familias Afectadas por los Ataques {Solo Adultos}

Mensaje por Ron B. Weasley el Lun Mayo 09, 2011 2:35 pm

El hecho de que al ministerio se le ocurriera confeccionar una fiesta con todo lo que estaba sucediendo, le parecía patético; ellos debían aceptar la situación que los rodeaba y tomar medidas al respecto, preocuparse por lo menos en asegurar más las condiciones de los aurores y la seguridad mágica y muggle. Pero, ¿qué estaba pidiendo? Jamás había sido así y dudaba que en algún momento cambiase. De todas formas, la cuestión de las familias afectadas era lo que realmente importaba. Hermione y él ya se habían dedicado a dar su donativo, querían ayudar realmente a aquellas personas porque, sin necesidad de hablarlo siquiera porque era algo que se comprendían sin palabras, de ser ellos quienes estuviesen en una situación tal, cualquier tipo de ayuda, de apoyo, serviría para intentar seguir adelante. Y además, tenía un plan en mente para esa noche. Ron los observaría a todos y a cada uno de los invitados, porque sabía que allí había mucha sangre aristocrática, muchos magos puristas. Traidores. Los inspeccionaría y, más allá de su análisis hacia ellos que más tarde compartiría con su amada esposa que, estaba seguro, haría lo mismo con algunos, y llegarían a ciertas deducciones. Aunque no era sólo eso, no, no se dedicaría a mirar y ya.

Nunca había sido de planes muy inteligentes, pero eso de ser el líder de la Nueva Orden del Fénix le había dado ciertas ideas, ciertas estrategias. Tras horas y horas de desvelo pensando, logró la siguiente conclusión. De ser muy confiado, de no hablar del asunto, los otros magos creerían que tramaba algo, que esa seguridad suya se debía a algo, y justamente lo que no tenían que hacer era revelar de la existencia de la orden, de esas nueva sociedad. Entonces, para hacerles creer a todos los que estaban allí y que no era de su bando que se encontraban en la mismísima nada con respecto a la protección, se la pasaría hablando. Fingiría estar preocupadísimo, realmente alarmado. De ser una idea estúpida, la verdad lo ignoraba, confiaba realmente en esos disparates suyos.

Un disparate como, por ejemplo, había sido el de elegir el disfraz de su castaña. Mione había tenido la culpa en dejarlo a él con esa elección. Bien sabía que no era bueno eligiendo o dando regalos, pero haría su mejor intento porque Herms estaba dando todo de sí para la fiesta, estaba bastante alterada y es que no era una mujer para esas cosas; no estaba hecha para la decoración y los arreglos florales, ella iba para cuestiones muchísimo más relevantes que esas. Y aún más estúpido de su parte había sido comentárselo a George, quien se había prometido ayudarlo. Así que, sin saber muy bien cómo, terminó un traje de Elektra en sus manos, aquella heroína de película. Para él, en cambio, había elegido un disfraz de soldado bien preparado y detallado, era bastante abultado pero para la mitad de la noche con suerte llevaría la camisa verde que se ocultaba tras el abrigo.

Ron prometió a su esposa llegar bien temprano, por lo que cumplió su palabra. Intentó ayudarla en todo lo que pudo, pero para su horario de llegada ya estaba casi todo preparado. La urgencia de su salida había logrado que se olvidara de visitar el sanitario por última vez, por lo que cuando aún no llegaban los invitados se dirigió al mismo. Tardó más de lo debido porque era difícil librarse de todo el armamento que llevaba el maldito traje, más cortos minutos después buscaba a su mujer con la mirada, bajo la inmensidad de la sala en la que la celebración se llevaba a cabo. Carraspeó cuando se acercaba a ella y a Harker, el auror, haciéndose notar. El joven le agradaba bastante, parecía simpático y respetable, pero Ron Weasley era un celoso experto en el drama. - Buenas noches, Jonathan - saludó alegando una sonrisa, mientras extendía su mano derecha para saludar al auror y con la otra surcaba levemente la cintura de Hermione, siempre fiel a su lado.

Spoiler:
avatar
Ron B. Weasley
Dueño de Sortilegios Weasley

Mensajes : 20
Puntos de Canje : 36410
Fecha de inscripción : 03/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta en Beneficio por las Familias Afectadas por los Ataques {Solo Adultos}

Mensaje por Gabrielle Burke el Miér Mayo 11, 2011 1:05 pm

[Sra. Weasley, Sr. Wealey y J. Harkeer]

Hace un tiempo atrás comenzó a correr el rumor de una fiesta en el ministerio, a veces cuando iba a consultar algunas cosas o reuniones, tenía la fortuna de cruzar palabras con otros del ministerios, solo un par de meses más y me convertiría en parte de ellos. Las relaciones eran importantes, así que siempre era atenta y educada como era mi costumbre. Al principio, cuando se confirmo la noticia de una fiesta, mi primera intención fue de no ir a ella… aunque la señora de Hannah me estuvo convenciendo, al final de cuenta esa mujer era muy astuta, logro que fuéramos a una tienda muggle para comprar un disfraz.

Pase una agradable tarde, escogiendo entre los muchos diseños, pasamos desde las súper heroínas hasta las chicas sexys, claro que ninguno de esos me quedaba bien, pero como sacado del cielo, encontré uno perfecto… en mi excolegio tuve un gran amigo, él me decía que parecía un hada, por mis cabello rojo y esta piel tan clara… justo ahí estaba un disfraz de hada, un perfecto diseño. No me demore en comprarlo y volver a casa con la Hannah.



El día de la fiesta se llego, como todos los plazos, en mi cuarto intentaba arréglame lo mejor posible, el cabello recogido en varias tranzas finas y enrolladas en la nuca de mi cabeza, las orejas algo alargadas y de fantasía… una hermosa flor adornando el costado izquierdo de mi cabeza y un traje lleno de flores, hojas y lentejuelas. Era hermoso, me mire al espejo dando un giro para ver los ángulos… lucia muy bien aunque algo corto, pero solo era un disfraz. Obviamente me puse un abrigo largo para bajar las escaleras y llegar a mi destino, lo único que me delataba era el maquillaje y tocado de mi cabeza, el cual hizo notar la señora del caldero, solo pude reír a sus halagos y bromas, antes de apurar mis pasos a la salida. Llegué al ministerio como siempre, apareciéndome en los callejones y tomando el camino correspondiente al baño.

Cuando llegue al sitio en especifico, me quite el abrigo y lo guarde en donde correspondía, entre con la gracia que me otorgaban mis movimientos, sutiles y elegantes, con zapatillas que semejaban a las de balet, para darme el tamaño pequeño y ágil de las hadas de cuentos muggles, orgullosa de mi herencia paterna. Esa sonrisa inocente que me acompañaba desde mi nacimiento se quedo pegada en mis labios. Salude a algunas personas que conocía, y a los que no conocía solo podía sonreírles y pasar a su lado. Me acerque a la Sr. Hermione que estaba con su marido y con un Auror que solo conocía de vista.

- disculpen, Buenas Noches.- les dije a los tres reunidos en el pequeño grupo. Incline levemente la cabeza con una sonrisa suave.- quería felicitarla Sra. Hermione, el decorado es muy hermoso y seguro trabajo mucho con la fiesta..- mire a su esposo y luego al otro hombre.- espero que ambos disfruten mucho de la fiesta..- sonreí con gracia antes de hacer otro gesto para retirarme e ir a ver otras cosas de la fiesta.- con su permiso, solo a eso venía.-

Spoiler:
avatar
Gabrielle Burke

Mensajes : 42
Puntos de Canje : 35552
Fecha de inscripción : 04/05/2011
Edad : 26

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta en Beneficio por las Familias Afectadas por los Ataques {Solo Adultos}

Mensaje por Matthew de Valois el Miér Mayo 11, 2011 5:15 pm

[Hermione J. Weasley]

La invitación a la fiesta se habia expandido a lo largo del ministerio, una fiesta en beneficio a las familias afectadas?? Al parecer había sido de las primeras personas en ser invitadas, aunque ciertamente no se me apetecia el hacerme presente ante ese evento que supuestamente era de suma importancia, un par de noches antras, Ann me convencio de que fuera y no fue su voz lo que me convenció sino todas los pensamientos sucios que habiamos platicado anteriormente, en pocas palabras, el ambiente se iba a tornar sumamente interesante si todo marchaba según lo platicado...

Pero había otro pequeño problema y ese se llamaba "disfraz", no tenía ni la remota idea de que podía llevar ante un evento de este tipo, si por mi fuera unicamente me ponía un traje de esos elegantes que tengo y me iba vestido así, pero las reglas fueron claras "Disfraz cachondo"... Me puse a pensar detenidamente que era lo que podía llevarme para llenar esa parte que complementaba todos nuestros sucios pensamientos, supongo que un disfraz común y corriente sería lo ultimo que llevaría puesto... La pequeña idea que tenía era algo innovador, atrevido y que llamara la atención de todas las mujeres presentes. Me fuí a una tienda muggle, no por que fuera de mi agrado, sino porque los disfraces eran sumamente curiosos y quizás alguno llamaría mi atención y llenaría esas pequeñas espectativas que tenia que cumplir...

Pasé mucho tiempo en busca de algo indicado, y despues de muchas horas de busqueda, pude dar con el disfraz indicado... era simplemente perfecto, lo pedí de inmediato y salí inmediatamente del lugar para ir a casa y probarme dicho atuendo. Una vez en la casa, comenzé a reir como loco mientras me miraba por el espejo... era... demasiada exhibición por parte mía... pero no importaba, me había gustado y así me presentaría a tal evento...

El día del evento sali unas cuantas horas antes, para que algun conocido de papá hiciera los detalles de mi atuendo y mi personaje pareciera realmente verdadero, no demoró mucho y en un par de horas habia concluido su trabajo, quedando simplemente perfecto!!

Spoiler:

Yo sabía que muchos se me quedarían viendo de forma rara, debido a la imagen que tenia en el departamento, sería algo completamente nuevo para ellos... Llegé al lugar de la fiesta e inmediatamente ingresé al lugar sin prejuicio alguno, no había llegado con Ann, debido a que nos veriamos aquí, aun no había mucha gente y bueno rapidamente me acerque con la Sra. Hermione para preguntarle algo el cual tenía que hacer antes de que otra cosa pasara -Buenas noches Sra. Weasley, me preguntaba en que momento y en donde se realizaran las donaciones, ya que de parte de la familia de Valois, haremos una generosa donación y creo... usted es la que puede ayudarme- Mis palabras sonaron demasiado tiernas, pero no podía salir de el gran papel que llevaba hasta este momento, quedandome un momento al lado de ella y de las demas personas que habían a su alrededor -Disculpen mi falta de educación... Matthew de Valois- Añadí de forma un tanto amigable a todos ellos... esperando a pasar desapercibido...


Última edición por Matthew de Valois el Jue Mayo 12, 2011 5:04 am, editado 1 vez
avatar
Matthew de Valois
Puesto en el Ministerio
Neo-Mortífago

Mensajes : 120
Puntos de Canje : 36060
Fecha de inscripción : 08/04/2011
Edad : 29
Localización : Departamento de Misterios

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta en Beneficio por las Familias Afectadas por los Ataques {Solo Adultos}

Mensaje por Theodore A. Nott el Miér Mayo 11, 2011 5:22 pm

[7:30 de la noche ∫ Residencia Nott ∫ Daphne]

Entre la gente del Ministerio de Magia se escuchaba mucho últimamente hablar sobre una fiesta que se haría en beneficio a las familias que perdieron a familiares en los ataques a los colegios de Beauxbatons y Durmstrang. Habíamos sido entre los primeros en haber recibido la invitación, al igual que otras familias que estaba bien acomodadas entre la sociedad. Todo mundo sabía que la razón era por que esperaban que donáramos una buena cantidad de dinero a la causa, cosa que haría con total agrado.

La fiesta sería de disfraces, o eso me había dicho Daphne que estaba más involucrada en la fiesta que yo, ya que había ayudado a la sangre sucia de Granger con los preparativos. Había pensado en varias opciones sobre el disfraz pero al final opté por vestirme de guerrero de la antigua Grecia. Había encargado la armadura a Auxanne que era la dueña de Burgin & Burkes, donde según ella me conseguiría algo de la más alta calidad y así fue. La armadura tenía incrustadas algunas piedras preciosas, estaba hecha con metales realmente resistentes forjados con llamas de dragón, era ligera pero resistente. La espada también tenía piedras en su hoja y la empuñadura era realmente cómoda, se podía sentir en ella una gran cantidad de magia.

¿Estás lista amor?– le pregunté a mi esposa que estaba frente al espejo maquillándose. Yo me encontraba frente a un espejo de cuerpo entero, mirando mi cabello que no me decidía si llevarlo corto o un poco más largo como lo usaban en aquella época. –Creo que definitivamente será un poco largo– dije tomando mi varita que estaba encima de la cama. Apunté a mi cabello y en un susurro hice que empezara a crecer, deteniéndome cuando creía que estaba perfecto. Me miré el rostro e hice una mueca, no era lacio sino de cabello ondulado.

Caminé hasta el tocador donde estaba Daphne y tomé un broche de oro que Auxanne también me había conseguido en caso de que decidiera ir con el cabello largo y recogido. Me incliné un poco para verme en el espejo y lo acomodé en mi cabello. Caminé de nuevo hacia el espejo de cuerpo entero y vi mis brazos desnudos, al igual que mis piernas y finalmente mis pies casi desnudos por las sandalias. –Espero que no sea algo aburrido– murmuré dando la espalda al espejo y veía la armadura por la parte de atrás –Lo que sí es seguro, es que estará lleno de todos esas familias sangre sucia– dije en un tono demasiado bajo, tanto que no estaba seguro si Daphne me había logrado escuchar.

Caminé hasta la ventana y miré el crepúsculo. No estaba para nada nervioso con lo de la fiesta, sino todo lo contrario, me sentía emocionado. Si algo me había enseñado mi padre a lo largo de los años era que uno debía comportarse como los demás esperaban. Usar la diplomacia lo mejor posible, dejando a un lado el sarcamo. Nadie sospecharía de mi como uno de los atacantes a los colegios, ni esta noche ni ninguna otra. El buen Theodore Nott se comportaría de forma solidaria con las demás familias donando una suma increible de dinero. Suspiré y tragué duro.

Disfraz:
avatar
Theodore A. Nott
Puesto en el Ministerio
Neo-Mortífago

Mensajes : 68
Puntos de Canje : 36250
Fecha de inscripción : 19/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta en Beneficio por las Familias Afectadas por los Ataques {Solo Adultos}

Mensaje por Daphne Nott el Miér Mayo 11, 2011 6:15 pm

[Primera parte: 7: 30 p.m, mansión Nott]

Esta semana había sido tan ajetreada para la pobre Daphne, y si por si fuera poco su trabajo, se les ocurría una fiesta de beneficencia para ser sinceros a ella poco le importaban las familias afectadas por los ataques de los neo-mortífago. ¿Y por qué habría de interesarle?, si estaba segura de que solo así podría ponerse orden en el mundo mágico, demostrando que los sangre pura tenían todo bajo control, que habían estado trabajando desde el silencio, cuando todos los creían destruidos a ellos y sus ideas. Pero vamos a ser claros Daphne Nott jamás se rehusaría a participar de la organización de un evento de tal magnitud.

Aunque había sido un sacrificio que sobrepasaba todo honor, trabajar con la impura de Granger, bueno Weasley. Sonrió frente al espejo por esa idea, había dejado de ser la sangresucia Granger, para ser la pobretona Weasley, cuanto había mejorado Hermione con los años, movió la cabeza mientras la sonrisa desaparecía y soltaba su melena rubia, frente al espejo acomodándolo en unas pronunciadas ondas, había sido una idea genial ir vestida como una reina elfica, claro no de los sucios elfos domésticos sino como un elfo más mitológico, más importante, como ella.

Se volteó con una sonrisa al escuchar la pregunta de su esposo y no pudo evitar dar una vuelta a su alrededor, se veía hermoso, más de lo normal, caminaba con cuidado para no manchar su vestido de color blanco, luego puso el mentón sobre el hombro de su marido. -Te ves espectacular, y si ya estoy lista ¿Que tal me veo?- La sonrisa de complacencia de su esposo lo decía todo, no dudaba que como siempre fuera el centro de atención en cuanto llegarán.

Se alejo unos pasos solo para acomodar sobre su cabello una corona regalo de su marido, que quedaba perfecta para el traje. Le pareció escuchar un susurro de su esposo, pero solo alcanzo a escuchar las últimas palabras "familias sangre sucia", y entendió que se refería al tener que soportar a esos impuros. -Ni lo menciones amor, solo intentemos pasarla bien, ¿Sí?- Besó suavemente la mejilla de su esposo mientras salían hacia el ministerio.

[8 y 10, entrada del ministerio, Hermione Granger y Matthew de Valois]

El matrimonio Nott llegó hasta la entrada del ministerio, el lugar se veía radiante gracias a la ayuda ofrecida por Daphne, porque claramente la impura de Weasley no tenía idea de fiestas ni nada por el estilo. La rubia se prendió del brazo de su esposo mientras entraban hasta el ministerio, con paso elegante, ella intentaba arreglar su cabello con delicadeza mientras se paraban junto a los Weasley, que estaban acompañados de uno de los lacayos del Señor, lo había visto en algunas ocasiones hablando con Theodore, y en el mismo ministerio, así que sonrió exclusivamente para él y luego le regalo una sonrisa fingida a los pobretones. -Señores Weasley- Saludo de manera hipócrita por mera educación, mientras sentía como se tensaba Theo por esa cercanía. -Señor de Valois- Creía no estaba segura de haber escuchado que ese era su apellido, y a él le hizo un leve movimiento con la cabeza.

-Nos quedo perfecto no te parece Hermione, espero que recaudemos mucho dinero, para ayudar a esas familias que necesitan todo nuestro apoyo en estos momentos- Ella era una reina de la diplomacia eso estaba demostrado, por aquella camaradería que usaba con el enemigo. -Más cuando nosotros sabemos lo que es vivir en guerra- Era imposible identificar en ella ni el asomo de la hipocresía, ni de sarcasmo, porque si algo había aprendido esa rubia, era disimular impecablemente sus sentimientos. Se giró hacia su esposo complacida. -¿Amor, nos vamos a saludar a los demás invitados?- Y con un asentimiento ambos se retiraron de ese lugar adentrándose en la fiesta que para que mentir, se veía que traería bastantes donaciones.



Spoiler:

Con close-up
avatar
Daphne Nott

Mensajes : 45
Puntos de Canje : 36454
Fecha de inscripción : 01/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta en Beneficio por las Familias Afectadas por los Ataques {Solo Adultos}

Mensaje por Henry St. Jones el Sáb Mayo 14, 2011 5:48 am

Siete de la tarde, casa de Henry.
[Liliam]


Eran las siete y media y Liliam aún no salía de mi habitación, al parecer se estaba esforzando demasiado en verse más hermosa de lo que ya era, algo que francamente me parecía imposible, pero la dejaría hacerlo, sabía que estaba demasiado nerviosa por el tipo de gente que iba a estar en la fiesta, especialmente su jefa a quien le tenía un respeto y admiración tremendos, sabía que mi pequeña quería encajar en ese mundo y yo no la defraudaría siendo un mal acompañante, aunque realmente no me importaba mucho que tipo de relación pudiera tener yo con la familia Nott o Malfoy, no era de mi agrado en lo absoluto - Mariposita te esperaré en la recepción - mi voz se dejó escuchar luego de que diera dos golpes a la puerta sin abrirla, no quería interrumpir su privacidad.
Lentamente comencé a bajar la escalera teniendo que ser testigo de como las cadenas que llevaba colgadas en mi cuello comenzaban a chocar una con la otra, apenas me podía creer que realmente estuviera disfrazado de Enrique VIII, me gustaba demasiado esa época, pero nunca pensé que llegaría a caracterizarla algún día, eso por no decir lo genial que se veía la espada en mi lado izquierdo, definitivamente estaba contento con mi disfraz.

Apenas llegué al primer piso me dirigí a la cocina para poder tomar un poco de agua antes de irnos, estaba algo deshidratado últimamente, esperaba que no se debiera a que la luna llena estaba próxima, no quería tener un altercado en medio de la fiesta, levanté mi vista hacia el reloj mural de la cocina para ver cuánto faltaba y la melancolía llegó a mí al ver el rostro de Maxi moviéndose junto con el minutero, sabía que era imposible que él fuera mi pareja para este evento de tanta importancia, pero no podía evitar sentir tristeza al saber que jamás podríamos pasearnos en público como una pareja, esto de tener un amor a puertas cerradas era fantástico, genial, no me estaba quejando, pero era doloroso cuando la realidad se interponía dejándote en claro que no habría momentos que con el amor de tu vida fuera de casa.

Solté un ligero suspiro y justo en el instante en el que escuché ruidos de tacón caminé rápidamente hacia la escalera luego de dejar el vaso sin agua en el fregadero. Mis ojos subieron de los pies hasta la cabeza de Liliam y no pude evitar abrir mis labios dejando en claro que estaba gratamente sorprendido - ¡OH POR DIOS! Te ves... hermosa, magnífica, radiante, una reina - comenté acercándome a ella para cederle mi brazo antes de que bajara el último peldaño, afortunadamente mi mejor amiga ya sabía mi condición sexual, lo habíamos hablado semanas antes, así que dijera lo que dijera jamás pensaría que lo hacía con un sentido distinto al real. - ¿Lista para desaparecer? - le sonreí elegantemente para luego evaporarnos en el aire llegando así al ministerio sin mayores complicaciones, las ventajas de ser auror.

Ocho un cuarto de la noche, ministerio.
[Hermione, Dahpe, Matt de valois, Theodore y Liliam.
]
A penas entramos al lugar señalado en la invitación pudimos ver a varios invitados, entre ellos la jefa de mi acompañante, su esposo, la hermosa Hermione y uno de los mayores de los De Vaolis. Puse mi mano libre sobre la de Liliam, la cual seguía descansando en mi brazo, y comencé a encaminarme hacia ellos, mal que mal eran nuestros anfitriones. - Buenas noches - los saludé a todos con cortesía - Señora Wesley, esto es asombroso - le sonreí dándole un cumplido por el lugar, realmente estaba fantástico.
Spoiler:
avatar
Henry St. Jones
Profesor/a del Club de duelo
Auror

Mensajes : 361
Puntos de Canje : 36306
Fecha de inscripción : 24/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta en Beneficio por las Familias Afectadas por los Ataques {Solo Adultos}

Mensaje por Lilliam B. Whyte el Sáb Mayo 14, 2011 9:53 am

Casa de Henry/ 7:40 p.m/ Interacción Henry St. Jones

Se miro una vez más en el espejo sin estar convencida de estar lo suficientemente elegante para una reunión de ese tipo, levantó la varita acomodando su cabello para que se viera ligeramente más claro, sabia que no estaba bien visto los colores chillantes, ¿Aunque que culpa tenía ella de que la naturaleza la haya bendecido con esa piel blanca, esos ojos verdes y el cabello en ese tono? Parecía que la vida sabía que sería un alma libre de toda atadura social...Y gracias a esa desatadura es que había logrado digerir la elección sexual de su mejor amigo, JAMÁS lo juzgaría, más bien aquello le había hecho abrir los ojos de manera tal que habían empezado a calzar todas las cosas que habían vivido en el colegio, por eso habían logrado llevar esa relación de amor sin caer en equivocaciones.

No había que engañar a la vida estaba feliz de poder entender una de las cosas que escondía Henry por que estaba segura de que habían cosas que seguía ocultandole, pero jamás sería capaz de acosarlo al punto de sacarle la verdad, ella era una amiga que podía aguardar en silencio durante dos horas, mientras su lindo divagaba en sus pensamientos, para que cuando se percatará de su presencia de nuevo, ella solo le regalara una sonrisa que significaba que estaría ahí por siempre.

Le sonrió a la pelirroja del espejo, que iba vestida de blanco de un blanco impecable como su corazón, estuvó tentada a colocarse una máscara pero no lo haría, quería que todos supieran que era ella la que estaba con su Henry. Escuchó el toque de la puerta que anunciaba que su amigo bajaría. -Voy en un segundo- Le dijo hasta escucharlo bajar, y cuando el segundo femenino, que duro más de 10 minutos transcurrió, bajo tratando de no echar a correr, era una niña, hasta donde su amigo, que de inmediato le mostró que había hecho un buen trabajo con arreglarse de esa manera.

-Gracias mi amor- Dijo tirandose a sus brazos, mientras sonreía. -¿Crees que calcé con ese mundo elistista?- Y con un asentimiento su amigo le dió toda la tranquilidad que la joven secretaria necesitaba, y tomandose del brazo de su amigo desaparecieron hasta el ministerio.

Ministerio de magia/ 8 y 10 p.m/ Interacción: Todos los presentes.

La joven hizo mala cara cuando aparecieron frente al ministerio, jamás aprendería a aparecer sin sentirse mareada, preferia el metro aunque tampoco sabía como comportarse con los muggles, que eran tan monos y curiosos. Sonrió al posar su mano en el brazo de su amigo y empezon a entrar el lugar se veía elegante y lleno de decoración que demostraba que su jefa había metido mano en eso. Al entrar se contraron justo enfrente a los Señores Weasley, los heroés de guerra, que tanto la inspiraban, desde niña había querido ser tan valiente como la Señora Hermione, adoraba su trabajo por los elfos, siempre que coincidiera en libertad para quien fuese Lils los apoyaría. -Buenas noches Señora Hermione, Señor Ron- Dijo con aquellos nervios que la delataban al estar en un evento tan grande, luego de saludarlos sus ojos claros se perdieron en las luces, en los adornos, en las decoraciones, se sentía como los niños cuando empiezan a dar vueltas en el centro del edificio para ver el lugar completo, pero se rehusó momentaneamente a hacer eso, mientras escuchaba a su amigo hablar del lugar y ella asintió rápidamente. -Esta hermoso, Señora Weasley-.

Aceptó mientras saludaba con la cabeza a Matthew de Valois, con el que se había topado dos veces en el ministerio, luego se giro topandose con la mirada inquisitiva de su jefa, a la que le regalo una amplia sonrisa, se veía hermosa y elegante, y estaba junto a su esposo, que también se veía muy apuesto, se acercó suavemente al oído de su amigo. -Tu eres el más guapo de la fiesta- Inquirió con una sonrisa.

Spoiler:
avatar
Lilliam B. Whyte

Mensajes : 90
Puntos de Canje : 36207
Fecha de inscripción : 13/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta en Beneficio por las Familias Afectadas por los Ataques {Solo Adultos}

Mensaje por Antonella F. Krahm el Sáb Mayo 14, 2011 3:47 pm

[grupo reunido al rededor de Hermione y Matt ]

Después de ver la invitación de la fiesta en la oficina de Matt, obviamente me tome la libertada de invitarme para estar con él… delante de todos sus amigos, de sus jefes y subordinados. Claro que la idea de ir juntos a la fiesta no había sido planeada como todas las parejas no, literalmente había sudado para conseguir que fuéramos, calentar la oreja y otras partes de Matt no era difícil, lo difícil era aguantarme las ganas de echarme encima de él y sacarme el calorcito del cuerpo. Pero bien, las cosas se dieron de lo mejor, nos llevamos una buena platica y junto a imágenes mentales de que haríamos post fiesta, al ser de disfraz yo había pedido que fuera algo sexy… sin embargo a la hora de elegir uno para mi las cosas se pusieron difíciles.

Gaste todo un día en búsqueda de un disfraz, mis pies terminaron por arderme por tanto caminar y al final deje solo mi vestido puesto, ya me había cansado de buscar, pero al cabo de unas cuatro horas de probarme y sacarme ropa… encontré una linda tienda, con el nombre de Lolita Girls. El nombre me pareció curioso, así que entre… el rosa pastel me lleno los ojos como si una avalancha de crema batida de ese color me cayera encima, casi me sentí mareada con tanta melosidad y dulzura en sus trajes, definitivamente no eran para mi. Pero una chica me salio al camino, me pareció de mala educación no mirar.. Me sirvió un baso de agua y me fue mostrando sus artículos mas vendidos, nada me llamo la intención, tantos moños rosas, con encajes y mas rosa… no, no era lo que buscaba. Pero antes de disculparme por quitarle el tiempo el negro salio de un colgador, un coses negro muy lindo. La sonrisa se me dibujo y entonces ella saco una faldita de color blanca con vuelos negros.

Muéstrame mas cosas de ese estilo…-

Como si le orden viniera de una reina, saco un TOP, unas medias incluso ligeros, hasta un sombrero muy mono, con accesorios incluidos. Me provee todas las cosas… y en verdad el resultado final fue increíble, parecía una muñeca, zapatos de tacones negros, con medias a líneas y ligero, la falda cubría mi trasero a penas, con el corsés resaltando mi cintura y marcando mi busto… con guantes y sombreros, como toda una muñeca. Me encanto, compre todo y me lo lleve. No era exactamente sexy, pero si muy morboso, podía actuar como la niñita inocente… y como adoraba los juegos… seguro que sería el indicado.

Él día de la fiesta fue un día de spa, un relajante baño con sales, un tratamiento con mis lociones y unos rizos para mi cabello, uno bucles que caían, como aquellos que usaban los muggles en épocas pasadas, con un maquillaje marcado al negro y labios extremadamente rojos brillantes. Toda lista y dispuesta, salí a la calle, sin nada mas que la varita entre mis pechos y un pequeño bolso de mano. Caminaba a saltitos por la calle, llamando la mirada sobretodo a mi trasero que entre salto y salto dejaba ver mis nalgas. Llegue a donde estaba la entrada, hice como antes para entrar, con el teléfono en desuso. Cuando llegue me arregle el cabello. Sacudí mi falda y arregle los bordes de ella con mis manos enguantadas en negro.

Entrando en el salón me lleve una sorpresa, estaba muy bien decorado y no parecía tan aburrido como esperaba, había personas con disfraces interesantes y muchos mas con disfraces muy provocadores. Sabía reconocer donde estaba mi Matt, desde lejos pude ver su cuerpo… mmm me subió el libido y las mejillas se me enrojecieron, me acerque al grupo de gente, no conocía a nadie mas que a él o quizás si pero no me estaba fijando en eso.

- Buenas noches Matt…y - le dije a él y luego les dirigí unas miradas a todos.- y buenas noches a todos los demás presentes, una encantadora velada..- añadí mientras me tomaba del brazo de él y me paraba de puntillas para besarlo en los labios, suave y elegante.-

Spoiler:
avatar
Antonella F. Krahm

Mensajes : 158
Puntos de Canje : 36142
Fecha de inscripción : 13/04/2011
Localización : no sabría decirte..

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta en Beneficio por las Familias Afectadas por los Ataques {Solo Adultos}

Mensaje por Draco L. Malfoy el Jue Mayo 19, 2011 5:18 am

Siete y media de la tarde / habitación matrimonial / Mansión Malfoy. {Astoria.}
Llegué a mi casa más tarde de lo que había pensado, pero la conversación con Matt no podía seguir posponiéndose, el hombre ya había llegado a Inglaterra hacía poco más de un mes, así que no podía darme el lujo de perder a un posible Neo mortífago como él, su padre había servido a mi señor con una lealtad intachable, tal y como lo había hecho mi padre, así que definitivamente estaba dentro de mis prioridades para hablarle sobre los nuevos planes del grupo elite de Inglaterra. Me saqué la chaqueta rápidamente para comenzar a subir las escaleras y dirigirme a mi cuarto, lo único que quería era una ducha y disfrutar unos momentos con mi esposa antes de caer profundamente dormido, sin embargo al parecer mis planes se verían completamente arrebatados, pues a penas giré la manilla de la puerta para entrar a mi habitación me encontré con Astoria disfrazada viéndose por milésima vez, estaba seguro, en los tres espejos de cuerpo completo - ¿Qué...? - mi voz sonó en un leve murmullo sin entender qué estaba pasando aunque debía admitir que poco me importaba el motivo en ese momento, pues el traje de dama antigua de Astoria francamente me había dejado sin respiración, ¿cómo lo hacía esa mujer para encenderme con tan sólo mirarla? No tenía ni la más remota idea, pero así como el deseo me inundaba a su lado, también mi corazón comenzaba a latir más rápido, definitivamente esta enamorado de mi mujer.

Carraspeé un poco para quitar los pensamientos morbosos de mi mente y, sin motivo especial alguno, desvié mi mirada hacia la cama en donde, me pude percatar, yacía una tenida de un guerrero de Grecia antigua, como un gladiador y fue ahí cuando todos los recuerdos vinieron a mi mente. Solté un largo suspiro mientras que posaba las manos en mi cadera, hoy era la fiesta de disfraces a beneficio de esas mugrientas familias y, como parte del ministerio, tenía que ir, eso por no decir que Astoria era una de las mujeres que había organizado dicha fiesta. Me acerqué lentamente hacia mi mujer para depositar un suave beso en la curva de su cuello - No te sigas viendo o me pondré celoso de los espejos - bromeé dándola vuelta con delicadeza para capturar su boca en un largo y dulce beso, no la había visto en toda la tarde, así que era comprensible que la hubiera extrañado - Tendrás que maquillarte de nuevo - abrí mis ojos con sorpresa fingida como si no entendiera el por qué ya no le quedaba carmín en sus labios, estaba seguro que todo el rush estaba en los míos. - Estaré listo en diez minutos, lo prometo - antes de que me reprendiera por haber llegado tan tarde, sumado al hecho de que me olvidara de la fiesta, corrí al baño para darme una ducha rápida y así marcharnos cuanto antes.

Ocho diez de la noche / Fiesta. {Todos}

Después de veinte minutos de tratar de ponerme ese disfraz sin poder evitar sentirme ridículo, salimos de la casa rumbo al ministerio, la próxima vez le diría a Theo que escogiéramos algo más sencillo como disfraz, con esta armadura me sentía casi desnudo y para que hablar de la idea de mi esposa de hacer crecer mi cabello para que realmente me pareciera a un guerrero de la antigua Grecia - No te entusiasmes mucho, no permaneceré mucho tiempo en este lugar - susurré a mi amada esposa antes de ingresar a la sala en donde ya se podrían apreciar varios de los invitados, no me gustaba para nada la idea de saber que tendría que estar rodeado de gente que no era para nada de mi agrado entregando parte de mi dinero para ayudar a las familias que yo mismo había ayudado a destruir, cuando podría estar en mi casa descifrando la forma de poder sacarle toda esa ropa que parecía tan complicada a Astoria para besar cada espacio de piel que se iba liberando.

Mis labios esbozaron una completamente falsa sonrisa mientras que mis pies conducían a mi esposa hacia el interior con una de mis manos en su espalda, protector - Buenas Noches, Hermione - la tuteé fingiendo cordialidad cuando llegamos a su lado - debíamos saludar a la abeja reina ¿no? - mientras que a los demás que estaban a su al rededor sólo les brindé un leve asentimiento de cabeza, - Todo está bastante... adecuado - murmuré con una sonrisa dándole un cumplido que sólo pronuncié porque Astoria también había cooperado.
Spoiler:



avatar
Draco L. Malfoy
NEO-MORTÍFAGO
NEO-MORTÍFAGO

Mensajes : 169
Puntos de Canje : 36499
Fecha de inscripción : 30/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta en Beneficio por las Familias Afectadas por los Ataques {Solo Adultos}

Mensaje por Astoria Malfoy el Jue Mayo 19, 2011 5:47 am

Mansión Malfoy, 7 p.m, Interacción: Draco y una -elfina-

La Señora Malfoy, no paraba de dar vueltas de un lado para otro en la habitación, ¿Como era posible que Draco no hubiese llegado aún, cuando él sabía lo importante que era este baile?, al final había aceptado trabajar en conjunto con su hermana y aquella mujer hija de muggles de la que no podía recordar su nombre por que sentía que aún estaba en el colegio, esa mujer siempre le había parecido una mojigata que sabía usar las cosas a su favor, para verse como una heroína y de este modo autonombrarse importante en el mundo mágico. -Señora Malfoy- La voz de su elfina junto a ella, le recordó que no se hallaba sola. -¿Que?- Dijo secamente mientras tomaba la máscara de la mesita de noche para colocarsela en el rostro para ver si se veía bien. -Aquí esta el traje del amo Draco- Sin prestar más atención le señalo que lo colocara junto a la cama, mientras ella terminaba de retocarse, escucho el sonido de la elfina al desaparecer y justo en ese momento, apareció su esposo por la puerta, le sonrió de lado en el espejo. -Nunca has sido bueno recordando nada- Reclamó como si ese fuese el mayor pecado de su esposo.

Tan pronto como la frase acabó sintió la presencia de su esposo junto a ella, y no pudo evitar ladear la cabeza para recibir aquel beso en el cuello, mientras un leve suspiro salía de sus labios, estuvó por responder a aquel ataque de celos contra los espejos, pero se sintió atrapada en un beso que era capaz de cortarle el aliento, y destruir su capacidad de debate, paso las manos por el cuello de su esposo, mientras el se separa suavemente, al escuchar el chiste sobre su labial, levanto un dedo corrigiendo las manchas de los labios de su esposo. -¿Podrías estar bañado en tres? Así tendriamos 7 minutos muy interesantes- Sugirió aun mirandose al espejo, en cuanto su esposo escuchó se vió tentanda a llegar ligeramente tarde, pero tampoco quería escuchar los reclamos de su hermana por su impuntualidad, asi que continuó retocando su maquillaje que ahora estaba exquisitamente borrado. Se regaño mentalmente por ser una quinceañera en cuanto a caricias de su amor se trataba.

5 minutos después ahí estaba Draco, colocandose aquella armadura que habían ideado llevar junto a Theodore, no pudo evitar sonreír mientras le aydaba a colocarselo, una de las manos de la rubia, descendió juguetonamente por la espalda de su esposo. -Este traje me da tantas ideas, que debería considerar y planificar para cuando volvamos- Mordió descaradamente el lobulo de la oreja de su esposo, alejandose con una sonrisa antes de que esto pasará a mayores, aplicó a una distancia prudencial aquel hechizo que alargaría el cabello de su amado, mientras empezaban a descender al primer piso de la mansión.

Ocho y diez- Ministerio de magia -Presentes-

Aparecieron conjuntamente en el ministerio de magia, mientras Astoria acomodaba con las manos las puntas del cabello largo de su esposo, que lo habían vuelto más apetecible a la vista. -Deja de refunfuñar y rejalale a los plebeyos tu mejor sonrisa- Alcanzó a decir mientras veía a la hija de muggles junto a su esposo en la puerta. -Buenas noches, señores- Le pareció lo más adecuado generalizar para no tener que saludar como lo había hecho su esposo, al escuchar el halago de su esposo sonrió tomando su mano como si fuesen novios aún. -Daphne tiene un gusto muy elegante, más mi jovialidad y la perfección de la señora Weasley- La mencionó por pura cortesía aunque tanto ella como su hermana habían asumido que esta era la fiesta más elegante a la que la señora había asistido -No podría salir mejor- Alejó un poco a Draco de los señores, mientras se acercaba a su oido. -Apuesto que podría mejorar, pero tendremos que dejarlo para cuando esto acabé- Insistió con aquella sonrisa coqueta pero elegante que la rubia poseía.


Spoiler:
avatar
Astoria Malfoy

Mensajes : 8
Puntos de Canje : 35727
Fecha de inscripción : 18/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta en Beneficio por las Familias Afectadas por los Ataques {Solo Adultos}

Mensaje por Auxanne Lestrange el Mar Mayo 31, 2011 7:21 am

Mansión Malfoy 7:50 pm.

Auxanne se admiraba al espejo con la tenue luz de una vela como toda iluminación. Sus ojos claros brillaban bajo la corona de oro que adornaba su cabeza. Había decidido disfrazarse de Morgana, la bruja más temida de los tiempos antiguos. Morgana, la eterna rival de Merlín, reflejaba la magia oscura y el seductor aire de lo femenino. Ella era la tentación.
Sonrío a su reflejo y peinó por última vez sus largos cabellos. Arregló la cota de malla que había conseguido por medio de sus contactos de su tienda, y maquilló con un último toque sus labios. Le había dicho a Draco, su querido primo, que llegaría sola al lugar. A pesar de ser una dama de sociedad no le gustaba que la escoltaran hasta su destino.
Se puso de pie frente al tocador y acomodó la espada en su cinto. Esa arma había sido lo más complicado de encontrar, ya que no era muy común el tráfico de reliquias medievales. Sus influencias no habían sido muy caritativas al entregarle aquella espada, así que se vio obligada a tener que usar la coacción. Y bueno… había resultado.
Con su varita guardada y su invitación en sus manos, bajó las escaleras hacia la red flú. Desde ahí se aparecería en el Ministerio. Era el momento de hacerse presente en la escena del acontecer social mágico de Inglaterra.

Ministerio 8:20 pm.

El viaje en Red Flú hizo que le produjera picazón en la nariz. Estornudó levemente cubriendo su rostro con el dorso de su mano y caminó a paso tranquilo entre los invitados que habían llegado perfectamente disfrazados. Su mirada se detuvo en los Nott a lo lejos, junto a quien vio a su primo y a su esposa. Antes de acercarse a ello caminó directo hacia quien parecía ser la anfitriona de dicho evento. No tuvo que pedir nombre para reconocerla. Hermione –Granger- Weasley era portada usual de todas las revistas de política de las Comunidades Mágicas a nivel mundial.
- Buenas noches- saludó estirando la mano de forma firme y sin correr sus ojos de los de la castaña-. Auxanne Defray, un gusto conocerla, madame- su acento era claramente francés y notó la confusión en el gesto de la mujer-. Soy recién llegada a Inglaterra. Le hago clases de Pociones a sus hijos en Hogwart- aclaró dándole una tenue sonrisa que, sin parecerlo, era absolutamente cínica.
Luego de ello estrechó también la mano del pelirrojo que había junto a la mujer. Definitivamente debía ser un Weasley. Y con una reverencia se alejó de ahí rumbo hacia sus conocidos.
No pudo evitar sonreír burlonamente al ver que ambos hombres iban vestidos de la época clásica. Aquellos cabellos largos eran muy alejados del singular look que solían llevar. Dueña de aquella seguridad que le brindaba su apellido, Auxanne sonrío con total familiaridad y saludó con un beso en cada mejilla a las dos parejas de reconocidos Sangres Limpias.
- Espero que sea una velada agradable- comentó con su acento francés y sacó una copa de champagne de una bandeja de plata. Llevó la copa a sus labios y tragó un sorbo. Sus ojos admiraban su alrededor buscando a quien deseaba conocer.
Era mejor tener a los enemigos aún más cerca.
Spoiler:
avatar
Auxanne Lestrange

Mensajes : 41
Puntos de Canje : 36168
Fecha de inscripción : 06/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta en Beneficio por las Familias Afectadas por los Ataques {Solo Adultos}

Mensaje por Lilliam B. Whyte el Mar Mayo 31, 2011 4:26 pm

Interacción: Primera parte Gabrielle// Segunda parte: Uso de don, nadie en particular// Tercera parte: Henry & todos.


La pareja de amigos se dirigió hacia la que complementaba el trío de mejores amigos, Gabrielle, con una sonrisa en el rostro. -Gab- Dijo soltándose de la mano de su amigo y abrazando a Gab con todo su amor, mientras pasaba las manos por su rostro. -Te ves hermosa hoy- Sonrió mientras le daba la vuelta a su amiga con una sonrisa tocando las hojitas de su traje. -¿Eres una elfina?- Preguntó y tras las debidas respuestas, y abrazos de cada uno de los amigos, la velada por fin se estaba poniendo alegre ahora que estaba con sus dos amigos, su mirada siguió los pasos de cada una de las señoras Nott y Malfoy, a las que les hizo una leve inclinación de cabeza. No le gustaba demasiado las fiestas, llena de gente de alcurnia.

El tiempo empezaba a transcurrir y muchas personas se acercaban a la fiesta vistiendo sus mejores galas, paseándose por todas partes con tanta pulcritud, que nadie podría imaginarse que las cosas habían estado tan mal allá afuera, donde varios niños habían perdido su vida en Hogwarts, Dumstrang y Beuxbeaton, y debido a eso era que estaban en ese momento ahí presentes, la pelirroja estaba un poco distraída a pesar de que estaba prendida del brazo de su mejor amigo y frente a Gabrielle, su mejor amiga mientras estos dos platicaban, la mirada de aquella chica que empezaba a sentirse tan pequeña en medio de tantas personas importantes, pero no era por eso por lo que se sentía de esa manera, los ojos de la pelirroja empezaron a nublársele ya no estaba viendo al menos no era ese lugar el que podía estar viendo.

Lilliam haciendo uso de su don de videncia



"Unos ojos verdes, se clavaron en los suyos, unos ojos de color esmeralda, no logró ver más allá de aquellos ojos y una sonrisa siniestra, que le pararía los cabellos corporales a cada uno de los del mundo mágico, aquella sonrisa le anunciaba el principio del fin, la pequeña pelirroja se hizo un nudito en el suelo, temiendo lo peor, gritó porque en ese momento se desató una tormenta que hacía vibrar todos los vidrios del ministerio, porque sí ahí se encontraban, su mirada busco la de Henry, jamás entendería por que aquellos relámpagos la estaban haciendo temer tanto, la gente estaba de pie frente a las vidrieras para ver como cada uno de los rayos caían partiendo el cielo con enojo, los ojos claros de la chica dejaron de ver aquellos ojitos verdes esmeralda frente a ella.

Cuando al fin la chica se sintió a salvo, un rugir de la tierra se imperó por encima de la voces, por encima de los mismos relámpagos, un dolor en su pecho la hizo tirarse al suelo, mientras sentía como la tierra empezaba a moverse violentamente de un lado a otro, la gente a su alrededor empezó a gritar fuertemente, se escuchaban las voces de algunas mujeres gritar, mientras los hombres pedían que todos mantuvieran la calma, pero lo que los magos no sabían era que la tierra y cada uno de los fenómenos naturales que se estaban viviendo estaban ligados a aquellos ojos verdes, la pelirroja agarró el suelo tratando de calmarlo, gritó para que aquello se detuviera, pero nada pasaba. Un crujir del techo anunció que lo peor no había acabado, muchos magos levantaron sus varitas para sostener el techo del ministerio, pero la naturaleza es más fuerte que cualquier mago, que cualquier ser que habite la tierra, y entonces el techo venció la magia y empezó a caer sobre cada uno de los invitados a aquella fiesta de beneficencia en el ministerio, dejándolos cautivos bajo los restos del techo del impetuoso ministerio, muchos hechizos resonaron en la mayor exponencia del poder mágico, algunos lograron evitar su muerte y la de sus seres queridos debido a que el concreto rebotaba con menos fuerza sobre sus cabezas.

La pequeña sintió como unas manos poderosas la sacaban de los escombros, estaba desmayada pero aún así podría escuchar, tenía la conciencia de todo lo que pasaba a su alrededor, un estruendo más hizo que las velas y la luz que aún alumbraba los escombros del ministerio, que ahora solamente eran ruinas como Beauxbeaton y Dumstrang, y aquel sonido le hablo a la pequeña, si un relámpago le estaba hablando a la pelirroja, y le sentenciaba algo que haría que el miedo que había en la pequeña estallará causándole el peor de los dolores. -La naturaleza se ha aliado con el Señor Oscuro, prepárense para una época de oscuridad- Su cuerpo fue depositado en el suelo, mientras su salvador entraba para seguir ayudando, una vez volvió en sí escuchó una voz fuerte que daba datos de los fallecidos. -Dos empleados del ministerio, murieron y hay muchos heridos- Muchos magos todos atados de manos frente a el poder de la naturaleza.

Fin de la visión.

Los ojos de la pequeña volvieron a ese lugar cerciorándose de que todo estaba donde debía, la lluvia empezaba a caer suavemente tal como en su visión, un rayo atravesó el cielo haciendo que cada vidrio del ministerio vibrará, los ojos verdes de su visión no estaban ahí, sin embargo la mano de la chica limpio violentamente sus ojos, pudo sentir una mirada de preocupación sobre ella, entonces sí había estado en trance, y lo que había visto era una de sus visiones proféticas. -Henry- Chilló con la voz temblorosa, tenía miedo mucho miedo. -Debemos...- Dijo sosteniéndose la cabeza sintiendo como los relámpagos empezaban a caer con fuerza, la chica sintió que las piernas le desfallecían. -Debemos irnos de aquí ahora- Dijo lo suficientemente fuerte para ser escuchada por la mayoría de los invitados.


Última edición por Lilliam B. Whyte el Miér Jun 01, 2011 4:33 pm, editado 2 veces
avatar
Lilliam B. Whyte

Mensajes : 90
Puntos de Canje : 36207
Fecha de inscripción : 13/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta en Beneficio por las Familias Afectadas por los Ataques {Solo Adultos}

Mensaje por Henry St. Jones el Miér Jun 01, 2011 6:33 am

[Interacción: Gaby y Ly.]

Mi mano se posó sobre la de mi mejor amiga para apretarla suavemente al escuchar las palabras que salían de su boca cerca de su oído – no es necesario mentir – le susurré de la misma forma – sería un estúpido pensar que mi belleza es superior a la de ese guapetón que está ahí – señalé al señor Malfoy que venía entrando junto a su esposa, dejemos de inmediato en claro una cosa, amo a Henry más de lo que soy capaz de expresar, no le sería infiel por absolutamente nada en el mundo, pero no podía evitar pecar de vez en cuando observando uno que otros traseros ¡Vamos, que soy hombre! Aunque debía admitir que el rubio me inspiraba todo menos algo agradable, siempre le había tenido algo de recelo a ese hombre, pero mis ojos no podían evitar verle aquellos abdominales – y por parte de las hermosas mujeres tu belleza no se iguala a ninguna, hermosa mía, estás radiante – mis labios se estiraron hacia su mejilla para depositar un suave beso, las personas del ministerio no tenían ni la más remota idea de lo cercanos que éramos Ly y yo, por lo que estaba seguro que en este preciso instante pensarían que éramos pareja, algo que me traía sin cuidado en lo absoluto.

Luego de que los saludos fueran recibidos en el grupo y los señores Malfoy llegaran a donde nos encontrábamos mis ojos se recorrieron todo el lugar hasta encontrar a una hermosa damisela que se veía a lo lejos, me despedí de forma cortés y comencé a mezclarme entre la gente con Ly hasta llegar a nuestra adorada amiga, el triángulo estaba completo, adoraba tener a mis dos hermanitas postizas a mi lado, especialmente cuando ya no habían secretos y ambas conocían mi realidad de homosexualidad y licantropía, esto de haberme exteriorizado mis temores hacía que pudiera caminar más ligero por las calles, realmente algo divino - ¡Gabrielle Burke! ¿Dónde has estado metida? – la regañé para abrazarla después de Ly, todos sabíamos que íbamos a encontrarnos allí, pero Gaby había insistido en que su disfraz tenía que ser sorpresa así que no se pasaría por mi casa antes de la fiesta (?) – te ves divina, ¿por qué no se me ocurrió venir así? – murmuré para que sólo ambas pudieran escucharme – aunque el hecho de que tenga una espada me hace ver sexy, ¿verdad? Digan que sí o las mato – bromeé soltando una ligera risa aunque no tardé en fruncir ligeramente mi ceño al darme cuenta de que Ly no tomaba en cuenta mis bromas, por lo general era la que más se reía, de hecho ahora que la veía más detenidamente hasta sus ojos parecían mirarnos sin vernos en realidad, moví mi cabeza ligeramente en señal de negación asegurando que debían ser cosas mías, no creía que le viniera una visión en plena fiesta, eso sería mucho ¿verdad?

Miré a Gaby para ver si ella podía notar que algo andaba mal con Ly, pero no supe como descifrar su mirada, de hecho ni siquiera sabía si es que ella sabía de que nuestra amiga era vidente - ¿Ly? – Murmuré mirándola fijamente para luego notar como la pequeña volvía en sí nombrándome - ¿Ly, qué pasa? – Comenté sorprendido por sus gritos - ¿qué viste, Ly? ¿Lilliam? – mis manos se posaron en sus hombros para que me mirara fijamente tratando de entender qué es lo que estaba pasando, me importaba la nada misma que las demás personas creyeran que mi amiga estaba loca o algo la había poseído, yo sabía que no era así y si decía que debíamos irnos de ahí, es porque lo que se venía no era nada bueno.
avatar
Henry St. Jones
Profesor/a del Club de duelo
Auror

Mensajes : 361
Puntos de Canje : 36306
Fecha de inscripción : 24/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta en Beneficio por las Familias Afectadas por los Ataques {Solo Adultos}

Mensaje por Gabrielle Burke el Miér Jun 01, 2011 3:38 pm

{Henry-Lilliam}

Después del saludo a los Weasley me aleje de ellos, solo un poco ya que no me gustaba estar rodeada de los personajes de la aristocracia mágica. No por que me sintiese inferior a ellos, el simple hecho era que no compartía muchas de sus charlas, ni entendía la fijación que los rumores, decían de ellos. Pero poco duro mi soledad, ya que como era previsto Heny y Lils estarían en la fiesta, como una premonición, los dos llegaron cual pareja de película, ella vestida encantadoramente como una muñeca y él… de que mejor que un caballero. Les sonreía a ambos, tan dulce como siempre y Lils con esa maternidad que me miraba, se acerco a saludarme.

- muchas gracias por el cumplido… pero soy un hada, por herencia irlandesa..- le dije, ya que mi abuela era de esa tierra de encantos, a ella herede este color rojizo en mis cabellos y obviamente los ojos verdes.- pero tu tan linda como siempre, te ves muy bien vestida de muñeca, bueno… supongo que eso eres.- luego mi rostro giro a ver a Henry, arrugando levemente la nariz con la risita que me saco. Seguro que también se vería muy galán vestido de Elfo, pero lo prefería a como estaba… quedaba mucho más con su personalidad e historia.- por supuesto que te verías bien Henry, pero me encanta verte como lo que eres un caballero!…- asevere, no era un secreto que ese hombre inspiraba en mi los sentimientos de familia que una ves tuve con padre.

La sonrisa se me pego en el rostro, no hice nada más que sonreír desde que se acercaron a mi. Pero en cuanto Henry yo comenzamos a hablar la mirada de Lils, se fue a blanco, sus ojos perdieron brillo y sus pupilas se dilataron, al ver eso me alerte… ¿podía ser un ataque?, no ella no tenía esos problemas y entonce caí en cuenta de lo que realmente era. Henry sacudió a Lils cuando ella comenzó a gritar, y la piel se me erizo, sabía que eso no era bueno, más aun cuando ella pudo hablar, o gritar. Gire mi rostro y vi que las personas solo murmuraban, pero no se movían, si Lils decía que teníamos que irnos, debíamos hacerlo.

- Henry… - Jale de su manga.- Tienes que sacarlos, no le harán caso a ella…- me corazón se altero con cada palabras.- Tu eres Auror, hay que advertirles..- le dije tomando a Lils por su brazo para hacerme cargo de ella, Henry tenía credibilidad, más que la de una chica alterada gritando en la fiesta.-
avatar
Gabrielle Burke

Mensajes : 42
Puntos de Canje : 35552
Fecha de inscripción : 04/05/2011
Edad : 26

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta en Beneficio por las Familias Afectadas por los Ataques {Solo Adultos}

Mensaje por Ron B. Weasley el Jue Jun 02, 2011 10:31 am

Sonrió levemente y con una sensación casi fraternal al ver acercarse a Gabrielle Burke, un miembro de la Orden que había conocido mediante Henry, pues éste último era su tutor. La joven era una muchacha por demás agradable y desde su punto de vista era dulce y luchadora, le fascinaba el hecho de que una persona como ella estuviese en la Nueva Orden, le agradaba casi tanto como Henry, pero a éste último le tenía un relevante aprecio correspondiente al tiempo que se conocían. - Buenas noches, Gabrielle, también tú disfruta - pidió serenamente, sonriéndole contento orgulloso del halago que acababan de hacerle a su querida esposa. Asintió a la pelirroja que volvió a irse, y tras ella entró otro muchacho al que tenía de vista, y que sabía que por algo no le era agradable, un mal preentimiento. Saludó a su castaña y él lo observó con cejas en alto, atento a lo que decía. De Valois, eso era... Aquella familia de ricos que no estaban muy a favor de los hijos de muggles y los mestizos. Ronald había escuchado a su sobrina Molls hablar de uno de ellos, pero su opinión era diferente de la que él mismo tenía. Dejó que su mujer respondiera, dando una cabeceada con expresión seria cuando se presentó amablemente. Que le dieran.

Mione y él estaban en la entrada, recibiendo a los invitados. Algunos eran saludados alegremente, otros prefería pasarlos por alto. Por ejemplo, a las dos parejas de sangre puras, imbéciles mortífagos, que llegaron casi juntos. Primero entraron los Nott, y fue la mujer quien habló primero. Señores Weasley.. Lo primero que acudió a responder su mente fue un "buenas noches manga de idiotas hipócritas", pero sabía que su amada esposa lo retendría y no queria hacerla regañar en medio de toda la celebración. No pudo evitar mirar hacia abajo con una pequeña sonrisita que esperaba no pasara inadvertida; no podía creer el descaro que tenían para hablar de esa forma con ellos, intentando ser educados y formales cuando por dentro querían asesinarlos a todos como él quería asesinarlos a ellos. De acuerdo, estaba exagerando, estaba sintiendo más furia y se burlaba más mentalmente de lo que debería, pero él era así y que vinieran a decirle algo. Para él eran todos unos jodidos infelices. Se alegró cuando la primer pareja se fue, y tras ellos llegó Henry, dibujando nuevamente una sonrisa sincera en los labios. Él venía acompañado de una bonita muchacha, y se alegró creyendo que era su pareja para la fiesta o algo por el estilo. Saludó a ambos, estrechando la mano del joven auror y sonriéndole con tranquilidad a la pelirroja. ¿Era su idea o eran muchas pelirrojas en la sala?

- Coincido contigo, Henry. - dijo mirando a su esposa, sonriéndole a su castaña con confidencialidad y ojos babosos, repletos de orgullo. - Déjenme decirles que sus disfraces son los que más me agradan - dijo después de que su compañera le dijera algo en el oído al castaño. Y no era verdad a ciencia cierta, pero Ronald tendía a ser esas personas que favoritizan o prefieren por las relaciones personales y no por lo que se busca o pide en sí. Tras ellos entró una joven castaña vestida algo sugestiva para sus propios ojos, que se acercó a todos y saludó a De Valois con un beso en los labios y luego a todos los presentes. Asintió y murmuró un bajo "buenas noches". Los invitados que más notorias hacían sus entradas, eran los que peor les caían, debía ser sincero. Y para colmar todo el asunto, Malfoy y su juguete, es decir, su esposa, acudieron a la entrada.

Ronald ni siquiera separó los labios para saludar a Draco, seguiría siendo su enemigo porque así lo era incluso antes de conocer a Harry, incluso antes de nacer se sabría que los hijos de Arthur Weasley y Lucius Malfoy serían enemigos como ellos lo habían sido. Lo miró, pero no dijo nada, ni siquiera sonrió. ¿Adecuado? ¿Eso era lo único que podía decir? Sus puños se apretaron apenas, uno colgando al lado de su cuerpo y el otro aún rodeando la cintura de Hermione, pero prefirió aliviarse rápido antes que su castaña lo notara. Arqueó las cejas y apenas dio una cabeceada para saludar a Astoria Grengrass, o Malfoy como prefería que le dijeran seguramente. Se preguntó hasta qué punto podría llegar su falsedad disfrazada de cortesía. ¿Jovialidad? Reprimió una risa que fue muy tridente en su interior. Rogó que Hermione fuese un poco más educada y serena que él y que por lo menos preguntara como se encontraban los demás, y así poner en plan su idea. Oyó alboroto donde Henry y su pareja estaban, pero volvió a escuchar al grupo de la entrada mientras otros invitados seguían entrando, no quería inmiscuirse en los asuntos del auror.
avatar
Ron B. Weasley
Dueño de Sortilegios Weasley

Mensajes : 20
Puntos de Canje : 36410
Fecha de inscripción : 03/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta en Beneficio por las Familias Afectadas por los Ataques {Solo Adultos}

Mensaje por Matthew de Valois el Jue Jun 02, 2011 3:45 pm


[Interacción: Antonella... y personas interesadas]

No había pasado mucho tiempo despues de haber llegado y Ann hizo su aparición, tal y como lo había comentado vestida de conejita traviesa, enseñando el trasero a medio mundo pero eso que importaba. Se acercó a mí y sus buenos modales no se hicieron esperar, saludando a los presentes, cosa que yo no había hecho ya que realmente no me importaba sostener una charla con las demás personas, yo me enfocaba en mis deberes y bueno en este momento ya hacía con Ann, supongo que un acto un tanto egoista de mi parte. Quería terminar con esto de la donación desde un principio, así que no dude en decirle a la señora Weasley -Bueno... de parte de la familia de Valois reciba esta jugosa cantidad... en nombre de mi padre, mi hermano André y un servidor, no se si vengan, de cualquier forma se lo dejo, con su permiso... disfrutaré de tan delicada fiesta- De cierta forma despidiendome de los presentes... Cogí a Ann de la cintura y antes de pasar a retirarnos le di un pequeño beso -buenas noches preciosa... me agrada tu vestuario tan... discreto- Diciendo estas palabras en voz alta a modo de que los demás escucharan, ya que era uno de mis objetivos... Agarré la mano de Ann dispuesto para pasar a un lugar mas comodo -Vayamos a ponernos comodos bebé- Para que así de esta forma dejaramos atras a las personas que se encontraban ahi...

Nos pusimos comodos en pequeño lugar que se encontraba casí al fondo, eligiendo este de forma muy adecuada para que de esta forma se viera todo lo que sucedía, de cualquier forma aun no llegaban todos los invitados y pudimos escoger el que nos hubiera parecido mejor a final de todo... el lugar era grande. No pasó mucho tiempo para que comenzaran a llegar mas y mas personas, tomando cada vez mas su debida forma conforme transcurria el tiempo. Tenía la ligera sospecha de que no era el unico Mortifago que había arribado a la dichosa fiestita, lamentablemente no podía identificarlos, este hecho hacía que me emocionara... no sabía con exactitud el motivo, pero era algo... exitante pensar en algo así... Miré fijamente los ojos de Ann, pudiendo ver parte de la lujuría que traía, supongo que era por el disfraz tan coqueto que llevaba puesto, haciendo que lo demás pasara desapercibido por un largo tiempo... -Vino!... al menos esto no será tan aburrido despues de todo.... no lo crees Ann?- Mencionando despues de que una persona pasara con unas pequeñas copas de vino... cogiendo dos y dandole una a mi acompañante.

No me dio tiempo de darle otro beso por lo menos a mi cita... en un cerrar y abrir de ojos, alguien se escuchó de una forma un poco... desesperada, ¿Ya se quieren ir?, desconocía el motivo pero esto apenas estaba comienzando y no había razón para que se fuera... -Si la fiesta apenas "comienza"....- le dije a Ann mirandola a los ojos y encogiendo los hombros, ese hecho me dió una idea para comenzar con las "bromas" con mi querida Ann -Si Ann... vayamonos... pero a hacer cosas al baño... jajaja!!!- Fue realmente inevitable, con mi tono completamente burlón, esto comenzaba a llamarme mas la atención, pero mi pregunta era... ¿A que se debía tanto temor? Que yo supiera "nosotros" no habiamos tramado algo... o de ser así ni yo tenía conocimiento alguno de ello, de todas formas me segui mofando de sus tan grandiosas actitudes... -Tu te quieres perder la diversión bebe?- Le dije a momento que seguia viendo el gran espectaculo, supongo que solamente restaba esperar a ver que era lo que pasaba, lo bueno es que la varita nunca la dejaba solo que en esta ocasión me costo un poco de trabajo acomodarmela bajo mi pequeño "tapa rabos", habría algo de acción?? Comenzando a inquietarme un poco....
avatar
Matthew de Valois
Puesto en el Ministerio
Neo-Mortífago

Mensajes : 120
Puntos de Canje : 36060
Fecha de inscripción : 08/04/2011
Edad : 29
Localización : Departamento de Misterios

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta en Beneficio por las Familias Afectadas por los Ataques {Solo Adultos}

Mensaje por Antonella F. Krahm el Vie Jun 10, 2011 5:44 pm

[Matt y al que le interese]

Me gustaba llamar la atención de las personas pero en este caso no me sentía tan bien, era como un pez fuera del agua, ¿Por qué?, bueno digamos que después de mi aparición ante mi querido amante, las miradas no fueron lo que esperaba. Pase descuidadamente mi mano enguantada en el encaje negro sobre los rizos negros y colgantes de mi cabello a la vez que hacia un movimiento enérgico con mi cadera para sacudir mi colita. La risa burlona no se hizo esperar en mi boca, la forma en que Matt entregaba el dinero de su familia era muy poco educado, esperaba un poco más de mi querido, pero así era él…

- espera Matty… - le dije antes de que me sacara volando de ahí.- por parte de la familia Krahm…- le dije a la señora que tenia los sobres en la mano, el mío había estado apretado de una de las cintas de mi cintura.- permiso, que tengan una esplendida velada..- así fue como me despedí de todos los estirados de la fiesta.-

La mano de Matt se cruzo en mi cintura para luego depositar un beso en mis labios, lo cual recibí con entusiasmo, me contuve un poco… no por los presentes, sino por el hecho de que había algo que no me hacia sentir cómoda, la mirada del hombre pelirrojo me recordó en cierta forma a la que me daba mi padre y eso me sacaba de onda, siempre que me acordaba de ellos… o específicamente de él, me pasaba eso.

- la mujer mas discreta en el mundo…-

Le respondí cómplice de su mirada, sabía que no éramos un par de angeles, más teníamos sangre de demonios en nuestras venas, eso o veneno. Me fui con él moviendo de una manera exagerada las caderas para caminar, como si estuviera en una pasarela, pero si me había puesto ligeros era para enseñarlos, además con piernas tan lindas y un trasero firme… ¿Por qué no iba a mostrarlo?, me reí con ingenuidad cuando Matt se detuvo en el fondo.

- mm supongo que no, pero me di cuenta que tus compañeros de oficina son nada agradables, al contrario..- me refería a la mirada de uno. Levante las cejas poniendo mis labios en la copa y bebiendo un poco del contenido.- pero… - con mi dedo índice lo pase por el cuerpo de mi querido, desde el inicio de su clavícula, pasando por sus pectorales y bajando..- tengo que decir que tu disfraz… me ha encantado..- mis ojos destellaban de lujuria, cosa común en mí.-

Iba a comenzar con la coquetería y la picardía cuando se escucho el grito de una mujer, miro pro sobre Matt, parecía que estaba teniendo un ataque de nervios, pero después de verla mejor, a ella y sus amigos… me pareció que estábamos ante otro tipo de evento. Las palabras de Matt, me llegaron pero seguí mirándola, pase mi mirada de ella a él y al final, me quede con él.

- claro que no!, no me quiero perder la diversión por nada del mundo..- le respondí mientras mi mano bajaba hasta su tapa rabo, pero entonces otra ves me distraje mirando a la mujer, ¿era yo una mala persona por no ir a atenderla?.-espera Matt…- le dije apartándome un poco de él.- creo hay que ponerle un poco de atención…- mejor dicho yo, tenía que ponerle atención. Entonces mi mente trabajo a una velocidad increíble y lo mire fijo.- ¿tu no sabes nada de esto?..- la pregunta era normal, nosotros no andábamos con mentiras y palabras torcidas..-
avatar
Antonella F. Krahm

Mensajes : 158
Puntos de Canje : 36142
Fecha de inscripción : 13/04/2011
Localización : no sabría decirte..

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta en Beneficio por las Familias Afectadas por los Ataques {Solo Adultos}

Mensaje por Jonathan Harker el Dom Jun 12, 2011 1:19 am

off: disculpen la tardanza, pero no encontraba el foro -.- ... pero ya no me ausento mas ^^

[Hermione Weasley, Ron, Gabrielle Burke e interesados]

Todo el decorado estaba hermoso. Se notaba que la señora Weasley se había esmerado mucho en prepararlo todo y que todo estuviera perfecto. Todo era demasiado calmo y tranquilo. Había oido rumores sobre el regreso de Voldemort, pero no hize caso a aquellos rumores, ya que solamente eran eso: rumores sin fundamentos. Era una descortesía de mi parte si no felicitaba ni saludaba a la señora Weasley, así que me acerqué a ella, haciendo una reverencia cortés.

-¡Muchas felicidades, señora Weasley! Se nota que se ha esmerado bastante para que la fiesta estuviese del agrado de los invitados.- Dije cortesmente, felicitándola.

Yo era el único soltero al parecer en toda la junta, pero tampoco tenía alguna incomodidad. Noté que el esposo de la señora Weasley se acercaba a ella. Lo reconocí del Ministerio, ya que lo había visto por allí. Yo era Auror y tambien profesor de astronomía. En todas las reuniones en los que he participado lo hice junto a mi esposa Teresa, pero ahora mi esposa se había quedado en México para recuperarse, pero en cuanto se recupere la llamaría conmigo. Miré a Ron y lo saludé cortesmente. -¡Buenas noches, Ron! Un gusto en volver a verte.- Le dí la mano saludandolo cortesmente. -Con todo respeto, tiene usted una hermosa esposa!- Sonreí a ambos sin ningun rastro de coqueteo. Ademas yo estaba casado.

Despues de saludar a Ron y felicitar a su bella esposa, pasé con la señorita Gabrielle Burke, que justo pasaba por el lado mío para ir seguramente en otra dirección. Esta era una buena oportunidad de interaccionar y no la iba a desaprovechar. Me acerqué a la señorita Burke y la saludé cortesmente. -¡Muy buenas noches, señorita! Espero no la molesto ni la estoy interrumpiendo de sus asuntos. ¡Muchas felicidades por esta reunión!- Supuse que ella es la amiga de la señorita Weasley y la ha ayudado a prepararlo todo.
avatar
Jonathan Harker
Profesor/a de Astronomía

Mensajes : 41
Puntos de Canje : 36364
Fecha de inscripción : 03/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta en Beneficio por las Familias Afectadas por los Ataques {Solo Adultos}

Mensaje por Margaret M. Westerfeld el Sáb Jun 25, 2011 9:35 am

Ministerio // 20,35 horas // Hermione Granger - Lilian, Henry y Gabrielle.

Todavía no cabía en ella creer que se encontraba en una de las salas del Ministerio, luciendo un extravagante atuendo de sirena. Ni en sus sueños habría imaginado algo así. Para no faltar a la verdad, era necesario aclarar que todos los presentes también se hallaban disfrazados acorde a la ocasión. Y ella que ingenuamente había creído que situaciones así solo podían pertenecer a sus épocas de estudiante, que bien atrás habían quedado.

Recorrió con una mirada la decoración desde el umbral de entrada. Se sintió abrumada por caer en la cuenta de que estaba siendo partícipe de una de esas galas de familias adineradas que buscaban colaborar con otros sin tener por ello que renunciar al placer de divertirse. “Bien, hora de la retirada” decidió, girándose para abandonar la sala. Esa ciertamente no era la manera en que le gustaba ayudar a los demás. Lo último que haría sería asistir a una fiesta. Su padre lo sabía, su nombre y la palabra fiesta no solían encontrarse en una misma oración. Esta era la excepción. Porque su padre le había pedido que fuera en su lugar, puesto que ni él ni su madre se sentían con los nervios necesarios para ir, y ella, como su hija, debería contarle luego todo lo sucedido en detalle.
Todavía recordaba lo fascinada que había quedado su hermana al verla con su cabello sujeto en un moño alto, que dejaba caer unos mechones adornados con cuentas, y el vestido cola de sirena de matices azules. Ese pensamiento la hizo sonreír y armarse de valor para ir a saludar a la anfitriona, como le había aconsejado su padre que hiciera.

-Buenas noches, señora Weasley- saludó acercándose a la mujer con un disfraz que la animó a no sentirse incómoda con el suyo, no importaba el diseño de cada una sino la actitud con la cual lo llevaban puesto.- Ha hecho usted un trabajo…- miró nuevamente toda la sala y solo se le ocurrió una palabra:- magnífico.- Le tendió la mano, para luego hacerse a un lado y respirar hondo.

No conocía rostro alguno en esa sala. Bien, ya encontraría algún rincón donde permanecer en penumbras. El grito de una chica la sobresaltó, y se quedó mirándola cuando solo los que la acompañaban –un chico y una chica- se preocuparon por ella, mientras el resto retomaba sus conversaciones interrumpidas. Reaccionó de la única forma que podía. Se acercó a ella, abriéndose paso y colocando una mano en el hombro del chico que estaba allí.
-Disculpa, ¿puedo ayudarles en algo? Soy medimaga- aclaró, centrando su mirada en el rostro de la chica pelirroja.

Spoiler:
avatar
Margaret M. Westerfeld

Mensajes : 30
Puntos de Canje : 35253
Fecha de inscripción : 23/06/2011
Localización : El bosque encantado de mi imaginación.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta en Beneficio por las Familias Afectadas por los Ataques {Solo Adultos}

Mensaje por Daphne Nott el Sáb Jul 30, 2011 10:15 am

Sí había otra cosa de la que Daphne Nott podía presumir era de su excelente oído, a pesar de la distancia a la que se encontraba de aquel trío de chicos podía escuchar su conversación sana, convivia con Lilliam casi a diario, aunque sus interacciones eran cortantes, no podía negarse que la chica era dulce, muchas veces llegaba temprano colocando flores y café fresco en la oficina de la rubia, y por eso no cambiaría a la niña por nadie, para ser su secretaria, lo hacía tremendamente bien, a pesar de que muchas veces le llevaba la contraría, pero eso en parte le recordaba que la gente no recibiría bien alguna carta enviada por la Jefe de Cooperación mágica Internacional, lo único que le molestaba a Daphne de su secretaria era que esta parecia no notar que desentonaba con el mundo.

Su cabello pelirojo que era demasiado entusiasta para el ministerio de magia, y sus ideas tan extravagantes, además era amiga de su hija, la había visto miles de veces hablando con ella y ya Cassandra era demasiado rebelde como para una mala influencia más. Pero Daphne se centró en la conversación que esta tenía con aquel auror y la otra chica que no reconocía.

La rubia había notado que la chica tenía un don interesante, que muchas veces podía darse cuenta de algunas cosas antes de que sucedieran...como Cassandra, la escuchó decir unas cuantas incoherencias que robaron por completo la atención de la señora Nott, esta se acerco suavemente a su esposo, mientras lo halaba suavemente del brazo, mientras clavaba sus ojos en él. -Theodore- Dijo mientras se abrazaba a él, para llamarlo suavemente de nuevo. -Amor, ahora regreso- Soltó con aquella educación, mientras se alejaba suavemente para acercarse a una distancia prudencial, para escuchar todo lo que la pelirroja secretaria decía. No por que fuese chismosa, pero no dudaba que ella y ese auror podrían estar hablando de algo que a la larga le competería, pero solo logró escuchar cuando una medimaga, ofrecía su ayuda.
avatar
Daphne Nott

Mensajes : 45
Puntos de Canje : 36454
Fecha de inscripción : 01/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta en Beneficio por las Familias Afectadas por los Ataques {Solo Adultos}

Mensaje por Theodore A. Nott el Miér Ago 03, 2011 9:33 am

Desde que había llegado a la fiesta que se celebraba en el Ministerio de Magia, había tenido que hacer uso de toda la diplomacia posible, aunque eso no era un problema, sino el mero hecho de tener que convivir con un montón de magos y brujas que era impuros y para colmo de todo, pobretones. Como los Weasley, que a pesar de sus grandes esfuerzos de querer entonar en la alta sociedad, simplemente no podían salir de su fama de pelirrojos y pobres. Lo cual era un poco extraño o quizás triste, ya que ni con la inteligencia de la sangre sucia de Granger podían tener un poco más de ingresos.

Por mi mente sólo pasaban los segundos, esperando a que alguno de ellos se quitara esa máscara y dejara ver su verdadera actitud grosera que tenían hacia nosotros. Estaba claro que el más impulsivo de todos era el inútil de Ronald y que si por él fuera nos habría sacado a patadas. Por otro lado, nosotros habíamos sido educados desde temprana edad a comportarnos como se debía, no importando frente a quién y en qué situación estuviéramos.

Miraba a mi esposa de reojo, y me traté de encontrar a quién estaba espiando con su magnífico oído. Observé a las personas que estaban más cerca de nosotros y todas hablaban con algún acompañante, pero fue cuando descubrí de quien se trataba cuando me dijo que regresaba en unos momentos. Seguí su andar y la adelanté, llegando a una cabellera roja… “Seguramente otra Weasley” pensé al tiempo que rodaba los ojos y me daba media vuelta para acercarme a cierta mujer de aspecto misterioso.

Caminé esquivando a un par de personas, deteniéndome a veces para saludar y entablar una pequeña conversación por puro protocolo. Y entre esas pláticas fue cuando me enteré que éramos precisamente los Malfoy y los Nott, los favoritos en donar las cantidades mas grandes para la beneficencia. Antes de llegar al lado de Auxanne, le quité a un joven mago que llevaba entre sus manos un bandeja de plata, una copa de champagne. –Hermione…– dije sonriéndole y asintiendo con mi cabeza en modo de saludo –Señorita Defray– dije volteándome a mirar sus ojos, para después tomar su mano y besar su dorso.

Miré hacia donde estaba mi esposa, y vi que ya había entablado conversación con la pelirroja esa, la cual ya estaba de frente y ahora podía ver su rostro. No era una Weasley, pero sí un rosto conocido, el cual trabajaba en el ministerio, ya que la había visto algunas veces trabajando para la Señora Nott como secretaria. Volví la vista a Auxanne –Bonita fiesta Hermione– dije sin mirarla y sin esperar una respuesta de su parte. –Auxanne, espero que estés disfrutando de la fiesta y de la… compañía– dije dando un pequeño sorbo a la bebida burbujeante.
avatar
Theodore A. Nott
Puesto en el Ministerio
Neo-Mortífago

Mensajes : 68
Puntos de Canje : 36250
Fecha de inscripción : 19/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta en Beneficio por las Familias Afectadas por los Ataques {Solo Adultos}

Mensaje por Ezra Knnox el Vie Ago 05, 2011 9:14 am


7:30 PM Mansioón Knnox // Interacción con Meredith, su esposa, un elfo y su asistente.

Meredith se había encargado de encotnrar los disfracez idóneos para ambos, no iba a presentarme en la fiesta de beneficencia con cualquier disfráz así que le dejé la tarea a Meredith, que por supuesto tenía que presentarse arropada adecuadamente siendo la esposa del ministro de magia tenía mucho peso que cargar sobre sus hombros, y bueno, casada conmigo siempre había tenido mucho que cargar sobre sus brazos, no era un hombre sencillo de complacer.

- Meredith este disfráz es perfecto -

Esa era mi particular manera de dar las gracias por la atención de mi esposa de encontrarme aquel disfráz a la medida de mi. Estaba satisfecho con él. Así se imponía el poder. Coloqué un gran anillo con el emblema familiar incrustado delante para completar el atuendo papal que llevé puesto.

La hora en la que teníamos que salir de nuestro hogar se acercaba y Meredith bajó las escaleras cual reina lucía y sonreí complacido.
- Odio hacer donaciones para cubrir las apariencias, por mí que esos bastardos se mueran de hambre y frío en las calles -

Meredith escuchaba mientras al mismo tiempo arreglaba el cuello de mi túnica y pasaba sus manos sobre la tela desarrugando los pequeños bordes.

- Señor Ministro, alguien lo busca en la chimenea de su despacho, señor -

El elfo tenía la cabeza tan agachada que su nariz podía tocar el suelo y daba pasos hacia atrás para que no lo golpeara por la abrupta interrupción, pero seguramente tenía que ser algo urgente para que me molestara en ese momento cuando estaba a punto de salir de mi hogar para ir rumbo a la susodicha fiesta.

Caminé hacia el despacho y cerré la puerta detrás de mí para que Meredith no escuchara nada de lo que hablaba y luego de atender un asunto con mi asistente que tendría muchas cosas que aclarar a la mañana siguiente y firmar su renuncia, salí del despacho, acomodé mi sombrero y estiré mi brazo para que mi esposa me tomara de él y salimos cruzando la chimenea de la sala. Entramos al Ministerio...

[8:30 de la noche, ministerio de magia // Interacción con Sr Nott y Auxanne]

La chimenea más cercana a la fuente de los tres hermanos se encendió en un color verde intenso, las llamas abrazaban mi cuerpo y el de Meredith, un segundo después estabamos caminando sobre el vestíbulo del ministerio, un mozo corrió en mi dirección esa chimenea era de uso exclusivo de mi oficina y me limpió el rostro de una pequeña mancha de polvos flu que se habían adherido a mi nariz. Algunos de los hombres se acercaron a lamer mi mano, unos cuantos más a lamer mis pies diciendo cosas sobre lo que donarían y luego de aprozimadamente de veinte minutos de palabrería social encontré a alguien digno de mi atención con más de dos neuronas en la cabeza y estiré una mano en el aire para que me acercaran una copa de champagne.

- Buenas noches Theodore, Señorita Lestrange no sabía que había llegado a Inglaterra -

La saludé mientras besaba el dorso de su mano luego de estrechar la mano de Nott. Hice las presentaciones respectivas para con mi esposa hacia Auxanne.

- ¿Recuerdas a mi esposa, Theodore? Meredith. -

La acerqué un poco a él con el brazo para que la saludara y no pude evitar pasar la vista por más segundos de los correctos por la silueta de la joven Lestrange, mi pequeño vicio. Mujeres seductoras y yo perdía.
avatar
Ezra Knnox
Puesto en el Ministerio
Neo-Mortífago

Mensajes : 25
Puntos de Canje : 36510
Fecha de inscripción : 27/03/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta en Beneficio por las Familias Afectadas por los Ataques {Solo Adultos}

Mensaje por Margaret M. Westerfeld el Sáb Ago 06, 2011 2:52 am

[Interacción con los anteriores y Daphne Nott]

No entendía que le sucedía a esa joven. La atención que había recibido de los presentes la perdió, y esta se desvió hacía otro foco: el actual ministro había acabado de llegar con su esposa. Nada más dar unos pasos, recibió la asfixiante bienvenida de muchos. Sin embargo, se había hecho a un lado para platicar en un aparte con dos de los invitados. Dirigió nuevamente su atención a la chica pelirroja; se mordió el labio inferior esperando que algunos de sus amigos repararan en ella para permitirle que se acerque. No daba señales de estar sufriendo ningún ataque, más bien, solo una crisis de nervios, quizás.
Una elegante mujer de cabellera rubia se había aproximado a ellos sin ser notada. No sabía si considerarla una sanadora, una chismosa o una amiga más de la chica. Pasó de ella y de una mesa cercana llenó un vaso con agua para dársela al hada que tenía consigo a la pelirroja. No se le ocurría que más hacer.
Fue recién entonces cuando se dirigió a la rubia.
- ¿Sabe usted que le sucede? - preguntó; ella era una desconocida entre ellos pero creía que los invitados de la fiesta se conocían entre sí. A sus ojos, todos formaban parte del Ministerio, o en su defectos, sus maridos o esposas.
avatar
Margaret M. Westerfeld

Mensajes : 30
Puntos de Canje : 35253
Fecha de inscripción : 23/06/2011
Localización : El bosque encantado de mi imaginación.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta en Beneficio por las Familias Afectadas por los Ataques {Solo Adultos}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.